Detectan anomalías en el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle

Así lo informó el Sernageomin, a partir del monitoreo permanente del Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas). Observaron un flujo similar a la lava que el complejo emitió en la erupción de junio de 2011. Pero aclararon que el nivel de alerta sigue estable.

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) informó que el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas) detectó por medio de su equipo de monitoreo y la interpretación de imágenes satelitales “variaciones superficiales en el área cercana al centro de emisión activo durante el último ciclo eruptivo entre 2011 y 2012”.

Así lo informó en las redes sociales el organismo que vigila la actividad de los volcanes activos en la Cordillera de los Andes.

“A través de la fotointerpretación de imágenes satelitales del complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle se ha detectado variaciones superficiales en el área cercana al centro de emisión activo durante el último siglo eruptivo entre los años 2011-2012”, informa el organismo de Chile.

La tarde del 4 de junio de 2011, el complejo volcánico hizo erupción y emitió millones de metros cúbicos de cenizas que cruzaron la Cordillera de los Andes y cubrieron Villa La Angostura, Bariloche y gran parte de la Patagonia.

“En particular, el análisis de la imagen Sentinel 2 L2A del 9 diciembre de 2020 muestra una morfología con una textura similar al flujo de lava emitido durante 2011- 2012 la cual se ubica a 400 metros al este-sureste del centro de emisión mencionado”, explica el organismo, en el comunicado publicado en redes sociales.

“Dicha morfología posee una extensión de 400 m en su eje máximo y se ubica cercano a un cuerpo magmático tipolacolito (emplazado en niveles superficiales durante el último ciclo eruptivo, el cual además ha sido reportado en investigaciones científicas recientes)”.

“Esta morfología si bien carece de emisividad térmica detectada a través de herramientas satelitales disponibles, no había sido observada previamente”, sostiene el informe. “Además, se identifican posibles desgasificaciones asociadas a esta morfología”, destaca.

“Respecto a la deformación en el complejo, según los datos aportados por las estaciones GNSS, se puede observar un proceso inflacionario evidenciado en las componentes verticales, mostrando tasas máximas de las alzamiento de 0,9 cm/mes y en la línea de control (distancia entre estaciones) observándose un alargamiento con una tasa máxima de 1,1 cm/mes. Estos valores son considerados altos para el monitoreo geodésico”, detalla el comunicado.

“Finalmente, el 9 de diciembre las estaciones sísmicas de monitoreo instaladas en las inmediaciones del complejo volcánico registraron dos disparos sísmicos de eventos volcánico-tectónicos (VT) de baja energía”, comentó el organismo chileno.

“El primero iniciado la 5.29 estuvo conformado por 24 sismos durante el espacio de una hora. El segundo disparo, iniciado a las 7.17, constó de 15 eventos y una duración algo menor que el primero”, informa el Sernageomin.

“El sismo de mayor energía ocurrió a las 7.21, con una magnitud local (ML) igual a 1,0 siendo localizado a 0,9 kilómetros al norte del centro de emisión de la erupción del 2011 2012, a una profundidad de 3,4 kilómetros”, describe.

“Adicionalmente se resalta que el segundo disparo estuvo acompañado por 4 sismos de largo período (asociados a movimiento de fluidos) de baja energía”, agrega.

Al momento de la emisión de este reporte, los sensores satelitales no han registrado alertas térmicas ni emisión de dióxido de azufre a la atmósfera”, aclara la comunicación.

En consecuencia se continuará con especial atención el desarrollo de la actividad en este sistema volcánico manteniéndose la alerta volcánica en nivel verde”, concluye la información.


Comentarios


Detectan anomalías en el complejo volcánico Puyehue-Cordón Caulle