Disgusto vecinal por el futuro vertedero

Habitantes del barrio El Pilar de Bariloche están molestos por la recomendación de la consultora de trasladar el basurero a un predio ubicado en cercanías de sus casas.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Al tortuoso debate sobre el lugar de emplazamiento para el futuro vertedero de residuos que necesita Bariloche se agregó ayer el disgusto de los vecinos del barrio El Pilar por el informe de la consultora Iatasa que recomienda instalarlo en cercanías de sus viviendas. El intendente Marcelo Cascón defendió “la enorme calidad técnica” del estudio y manifestó su discrepancia con la mayor parte de los concejales, que pretenden llevar el basural afuera del ejido barilochense y aprobaron una ordenanza con ese fin. De todos los sitios posibles, la consultora otorgó el máximo puntaje (con un 85% de valoración positiva) a un predio lindante con el actual vertedero, que está ubicado ruta de por medio con el barrio El Pilar I, cuyos pobladores padecen desde hace años los efectos de las quemas y de la voladura de residuos. La presidenta de la junta vecinal de El Pilar I, Irene Mena, aseguró que se sienten “indignados y preocupados” por el informe de la consultora y por la intención del Ejecutivo municipal de mantener el basurero en la zona urbana. Dijo que aceptarían tener cerca de sus casas la planta de clasificación de basura, pero no el sitio de disposición final. En declaraciones radiales formuladas ayer, Mena recordó que desde hace 30 años reclaman el traslado del basural a un sitio más alejado que no perjudique a los vecinos, muchos de los cuales sufrieron afecciones respiratorias por efecto de los incendios y de los fuertes vientos que cruzan la Pampa de Huenuleo. La dirigente admitió que la solución no será fácil, porque la contratación de la consultora está atada al otorgamiento de un crédito millonario por parte del BID, que el municipio podría perder si desconoce el dictamen técnico. La presidente del barrio El Pilar I dijo que se sienten “discriminados” y que podrían recurrir a la Justicia si no encuentran respuesta a su reclamo. “En esta provincia tierra libre es lo que sobra”, afirmó Mena. Los especialistas aseguran que la futura modalidad de tratamiento y disposición final de la basura domiciliaria incluirá mejor tecnología y mayores recaudos ambientales que la actual. Pero aun así los vecinos (y casi todos los concejales) pretenden hacer valer una ley nacional que obliga a colocar cualquier vertedero a 1.000 metros como mínimo de la vivienda más cercana. La consultora Iatasa determinó que las tierras aledañas al actual sitio de disposición de residuos son las mejores para desarrollar el futuro basurero y luego de analizar distintas variables le otorgó un puntaje positivo del 85%, con un impacto negativo de sólo el 15%.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Disgusto vecinal por el futuro vertedero