Dolor por el fallecimiento de Nily Povedano

Periodista, académica y exlegisladora rionegrina, fue presidenta del Directorio del Diario Río Negro. Trabajó activamente por el fortalecimiento institucional, la libertad de expresión, la construcción de ciudadanía y la perspectiva de género.

Nily Povedano.

Energética, apasionada, con fuerte vocación de servicio.

Así, activa, transcurrió su vida Nidia “Nily” Povedano, periodista, académica, emprendedora y ex legisladora rionegrina, quien falleció ayer en Buenos Aires tras afrontar serios problemas de salud.

Nily era una generadora de ideas y acciones orientadas a objetivos colectivos y solidarios. Trabajó con tenacidad en un conjunto de vigas claves: el fortalecimiento institucional, la construcción de ciudadanía, la perspectiva de género transversal, la libertad de expresión y la responsabilidad social.

Su vocación periodística nació desde los cimientos familiares del Diario Río Negro, donde ejerció desde 2016 a 2018 la presidencia del Directorio. Desde muy joven, se desarrolló como redactora en distintas áreas de la Redacción. Se capacitó en comunicación y, simultáneamente, germinó su vena didáctica. Licenciada en Ciencias de la Información, Profesora en Ciencias de la Comunicación (con posgrados) y Mediadora, expuso y dictó cursos en centros académicos de Latinoamérica, Estados Unidos, Europa, China y la India.

Fue vicedecana de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional del Comahue y, previamente, directora de la carrera de Comunicación Social, profesora titular, investigadora e integrante del Consejo Superior de esa casa de estudios. Desde la UNCo impulsó la radio Antena Libre en Roca y puso en marcha el ciclo Internacional Universidad de Verano.

En el plano nacional fue consultora para la Reforma Educativa del Ministerio de Educación de la Nación, e integrante del Foro Permanente de Concertación Educativa de FLACSO.

Las actividades didácticas tuvieron continuidad en un ambicioso proyecto de formación regional: FUNDeSUR (Fundacion para el Desarrollo del Sur Argentino), de la que fue creadora. Precisamente el sector social y su fortalecimiento fue el norte de la fundación y de las obras en las que puso toda su energía Nily. Fue fundadora y presidenta de la Federación de Fundaciones Argentinas, de la mesa permanente de redes y fundaciones del Mercosur, directora del Programa de Fortalecimiento de las Organizaciones de la Sociedad Civil, e impulsora de la Primera Red Patagónica de ONG (que hoy integran más de 600 organizaciones).
Con igual pasión, creó la primera red virtual educativa nacional- patagónica del conocimiento. Y -también desde Fundesur- el Centro de Estudios de Posgrado y Formación continua y el Programa de Responsabilidad Social Empresaria RSE y del Pacto Mundial de ONU.

La Asociación Mundial de Mujeres Periodistas y Escritoras la tuvo como su presidenta argentina y luego internacional.

Fue también una comunicadora desde la televisión, en los 80 y 90: condujo programas periodísticos de análisis políticos emitidos en la región, Capital Federal, ciudades del país e incluso del exterior. Junto a su amiga Mona Moncalvillo -fallecida escasos días atrás- formó la sociedad M&P Producciones, productora de tevé.

La faz política la cautivó y tuvo como protagonista en la Legislatura. Fue elegida diputada rionegrina por el radicalismo en el período 1987/1991. La expansión de derechos, la educación, garantías en la perspectiva de género y de diversidad y su lucha contra la violencia familiar fueron sus preocupaciones permanentes, patentizadas en normas que impulsó y fueron aprobadas.

Entre otras leyes, fue coautora de la Ley Orgánica de Educación; Ley de normalización de los Institutos superiores de Formación y Perfeccionamiento Docente, de promoción de las Comunicaciones,
Fortalecimiento Institucional de las ONGS; de Convivencia Escolar; Ley de Prevención y Asistencia Violencia Familiar; Ley de Prevención y Asistencia de Madres Adolescentes; Programa de Ocupación de Mano de Obra; Ley de Eliminación de todas las Formas de Discriminación, y la Ley para la Reconversión del Sistema Productivo.

Más adelante impulsó e integró el Parlamento Patagónico y la Red Latinoamericana y del Caribe de Mujeres Políticas.

Desarrolló también su faz empresaria en emprendimientos inmobiliarios con integración del ambiente, y la fruticultura en el Valle. La pintura era su placer personal en los últimos tiempos.

Sus más recientes actividades las ejerció como presidenta de la comisión de Diversidad de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA). Previamente había sido vicepresidenta primera y segunda de esa entidad defensora de la libertad de prensa, que ayer lamentó su partida y “acompañó en el dolor a sus familiares, amigos y a todos quienes integran el diario Río Negro”.

Sus aspiraciones trascendían lo académico: producir cambios efectivos en organizaciones que interactuaran, tuviesen apropiadas herramientas digitales, pero sobre todo ejercieran del consenso y la generación de espacios de concertación. Eran su prioridad.

Se extrañará su labor rica, intensa y solidaria. RÍO NEGRO lamenta tanto su pérdida y acompaña a su familia en el dolor.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Dolor por el fallecimiento de Nily Povedano