Doñate y Soria, la disputa por la victoria en Río Negro

Tras el triunfo del Frente para la Victoria ambos dirigentes pretenden estar a la cabeza de la refundación del PJ provincial.



#

“Hay que defender los derechos adquiridos” indicó Martín Doñate. (Foto: Archivo)

Elecciones 2015

El peronismo rionegrino se rearma tras el resultado electoral del balotaje del domingo que, por un lado, provocó satisfacción por el holgado triunfo en la provincia pero, por otro, generó la frustración de la derrota al perder el gobierno nacional a manos del macrismo.

El legislador y diputado electo, Martín Doñate intentó ayer capitalizar el casi 63 por ciento de los votos obtenidos en Río Negro y anunció que comenzará a recorrer la provincia para instar a los habitantes a defender los derechos obtenidos durante los 12 años de gobierno kirchnerista. “Mi única conductora es Cristina Fernández de Kirchner”, afirmó el dirigente camporista.

Por su parte, el intendente de Roca y presidente del PJ vernáculo, Martín Soria, prefirió enfrascarse en la disputa con el gobernador Alberto Weretilneck, que también apoyó la fórmula de Daniel Scioli y Carlos Zannini en la segunda vuelta presidencial.

“Me siento orgulloso por el resultado en Río Negro, casi el 63 por ciento de los votos contra el 37 de Scioli sobre Macri”, sostuvo Soria. Consideró que “el pueblo rionegrino reconoció las transformaciones y conquistas.. En Roca este año fue la quinta elección donde obtuvimos un amplio triunfo, ahora por más del 27 por ciento”.

En diálogo con FM de la Costa, el jefe comunal valletano dijo que Wererilneck en un año tuvo tres oportunidades para elegir y perdió en dos. Ahora se va a ir con Macri, para alguien que no tiene convicciones, ideología, partido, ninguna contradicción, no va a tener problema en ser el primer macrista”. Opinó que “tenía tres opciones para elegir, y eligió las dos que perdieron, es un maleta”.

Doñate y Soria pretenden erigirse como los refundadores del justicialismo rionegrino después del traspié de Miguel Pichetto en las provinciales del 14 de junio, aprovechando el impulso de la considerable victoria de Scioli en la provincia.

“Voy a caminar desde el lugar que me toca, pueblo por pueblo, paraje por paraje, defendiendo a los trabajadores, defendiendo los derechos que adquirieron. Los rionegrinos han ratificado lo expresado en las PASO y las generales, eso nos enorgullece y nos obliga a hacer una lectura de lo que viene, hay muchos rionegrinos que no querían un cambio, y eso lo vamos a defender”, afirmó Doñate.

Planteó la necesidad de elaborar una agenda de discusión amplia, porque “tenemos una riqueza inconmensurable y estamos a la retaguardia de las provincias en materia de desarrollo e integración”.

Cuestionó que alguno de los dirigentes -entre ellos el gobernador Weretilneck al que no mencionó- pueda adjudicarse el triunfo. “Es de los rionegrinos, el que quiera adjudicárselo peca de soberbio, más allá de las opiniones de los dirigentes, prevalece la opinión de la gente”, afirmó. No obstante, sostuvo que “hay que tener paciencia, esperar tres años y medio, yo voy a cumplir con el rol que me dieron los rionegrinos en el Congreso, caminando los barrios, después si la dirigencia o la militancia valora la tarea, será bienvenido. Mientras más gente tenga el Frente para la Victoria recorriendo la provincia es bueno para la fuerza políticas y para la sociedad”.

DeViedma


Temas

Viedma

Comentarios


Doñate y Soria, la disputa por la victoria en Río Negro