Duhalde atacó con dureza a Menem tras la derrota

Dijo que "si sigue con algunos de los laderos que tiene, que no se dedique más a la política"

BUENOS AIRES (DyN).- El candidato presidencial por el PJ, Eduardo Duhalde, aseguró anoche que no se considera "el padre de la derrota", fue muy duro contra el presidente Carlos Menem, de quien dijo que "no quiero hablar más", y le aconsejó que "si sigue con algunos laderos que tiene que no se dedique más a la política".

Al admitir el triunfo de la coalición UCR-Frepaso en los comicios presidenciales consideró que "la gente creyó que el cambio era la Alianza".

"Hoy no me considero el padre de la derrota, hemos ganado en la provincia, hay que empezar a hacer ADN", afirmó el gobernador, al tiempo que anunció que el futuro lo encontrará "impulsando una nueva renovación en el justicialismo".

Duhalde recibió a la prensa en su quinta de San Vicente junto a Carlos Ruckauf -a quien presentó como gobernador electo- y sus respectivos compañeros de fórmula: Ramón Ortega y Felipe Solá.

Asimismo, reconoció el triunfo de Fernando De la Rúa en la Presidencia, al asegurar que "hemos elegido un presidente en el que debemos confiar", tras lo que exhortó a "ayudar" al nuevo jefe de Estado.

"Yo no paso facturas pero no me considero el padre de la derrota, porque hemos ganado bien en la provincia. Ganamos muy bien y yo he trabajado y colaborado para ese triunfo", afirmó, y -en referencia a la falta de apoyo que recibió de Menem- agregó: "Se gana apoyando a los mejores".

"La derrota tiene multiplicidad de causas. La gente es consciente de que hemos manejado muy mal el justicialismo, desde ahora no debemos ponerle palos en la rueda a nadie, al presidente Menem incluido", agregó.

En tanto, el gobernador bonaerense agradeció el apoyo recibido durante la campaña por parte de sus pares de Córdoba, José Manuel De la Sota, y de Santa Fe, el mandatario electo Carlos Reutemann, dos provincias en las que perdió en manos de De la Rúa.

El presidente optó por callar

El presidente Menem no realizó ayer ningún tipo de pronunciamiento público sobre el resultado de las elecciones nacionales que determinaron que el aliancista Fernando de la Rúa fuera electo como su sucesor a partir del 10 de diciembre.

Mientras una veintena de periodistas esperaron durante mas de seis horas en las puertas de la residencia de Olivos, Menem optó por compartir una cena con el ex futbolista Diego Maradona, su manager Guillermo Cóppola, y su hija María Eva "Zulemita".

Menem estuvo acompañado durante toda la tarde, a su regreso de Anillaco, por sus ministros, algunos secretarios de Estado, legisladores y dirigentes que conforman el círculo íntimo.

El primer mandatario no hizo ninguna declaración hasta la 1 de esta madrugada.

Tampoco se los vio salir antes de esa hora a Maradona y Cóppola.


Comentarios


Duhalde atacó con dureza a Menem tras la derrota