Bimonetarismo: qué es la «legalización popular» que proponen Carlos Melconian y Patricia Bullrich

Esta semana, Carlos Melconian dio detalles del programa económico que Patricia Bullrich eligió para proponer desde su espacio. Ahondó sobre la posibilidad de emplear los dólares "debajo el colchón" en transacciones comerciales y afirmó que va a "levantar el cepo".

Desde que Patricia Bullrich lo eligió como ministro de Economía en una eventual presidencia, Carlos Melconian ha incrementado su ya elevado perfil. Esta semana dio una entrevista de más de dos horas en la que brindó detalles de su programa económico, cuyo eje principal quizás sea el bimonetarismo. Como parte del mismo, mencionó un término hasta ahora desconocido: legalización popular.

El bimonetarismo «existe desde que mi abuela era soltera», sostuvo Melconian en una conferencia de prensa dada en junio, y en ese sentido propone adoptarlo como un régimen cambiario y monetario oficial para la Argentina, dotándolo de institucionalidad.

Ello implicaría que los argentinos tengan libertad de elegir entre el peso y el dólar para hacer compras y ventas, y celebrar otro tipo de contratos. «Es una convivencia de monedas», señaló Melconian en contraposición a la competencia de monedas. En una entrevista de más de 2 horas brindada esta semana a La Cosa en Sí, aclaró que la idea es «curar el peso», y que una competencia entre el peso y el dólar es el «City contra El Porvenir de Gerli».

En otras apariciones públicas, el economista dijo que la instauración de este esquema sería muy rápido, y que solo requeriría una modificación del código civil y comercial.

Legalización popular en el bimonetarismo de Melconian y Bullrich


Ante la pregunta del entrevistador sobre si habrá nuevamente crédito hipotecario durante su gestión, Carlos Melconian señaló que para ello se necesita que aumenten los depósitos bancarios y que «salgan los dólares del colchón«.

Fue ahí cuando por primera vez habló de «legalización popular». A grandes rasgos, refiere a un nuevo marco normativo para que los pequeños ahorristas puedan usar los dólares atesorados en transacciones comerciales sin que deban pagar un impuesto o «penalidad», y sin que ello les represente un problema legal. Asimismo, los eventuales vendedores podrán facturar esas operaciones directamente en dólares en lugar de hacer una conversión y registrar en pesos.

La legalización popular es para que los que tengan dólares en el colchón, los puedan sacar, ir a comprarse un auto y no les rompan las pelotas de dónde sacaste esas 10 lucas.

Carlos Melconian.

Es «para que los que tengan dólares en el colchón, los puedan sacar, ir a comprarse un auto y no les rompan las pelotas de dónde sacaste esas 10 lucas», explicó Melconian. Si bien no dio precisiones sobre montos máximos, en esa afirmación dio una pista: al menos U$S 10.000 se podrían blanquear.

En otras entrevistas, Melconian había afirmado que uno de los objetivos de institucionalizar el bimonetarismo es que los argentinos ingresen al sistema financiero nacional los miles de millones de dólares que tienen por fuera del mismo. Al abordar la «legalización popular», se conocieron más detalles sobre el modo en que prevén llevarlo adelante.

Fin del cepo, tipo de cambio fijo y desdoblamiento cambiario


«Se va a levantar el cepo» fue una de las frases más resonantes que dejó Melconian en su larga alocución del pasado martes, y agregó que «vamos a un régimen cambiario alternativo y diferente».

En ese sentido, explicó que habrá una diferenciación entre la compra de dólares para ahorro o turismo, y el uso de dólares por parte de importadores y exportadores. Para el primero, el tipo de cambio será fijo y se ubicaría entre el precio del dólar oficial y el precio del dólar blue, al momento en que eventualmente Patricia Bullrich asuma la presidencia.

Se va a levantar el cepo.

Carlos Melconian.

Para el segundo, el tipo de cambio será diferente (posiblemente más flexible). Al respecto, señaló que la idea es que «todo lo ligado a alimentos y a la olla popular tenga todavía un precio administrado».

Por último, aclaró es que la idea es que ambos regímenes converjan para finalmente arribar a una unificación cambiaria.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios