Cepo al agro: el dólar sigue en alza pero la liquidación sojera superó la meta de 5 mil millones

Se reactivó la presión cambiaria pero Sergio Massa destacó que, a partir de la divisa preferencial, se cumplió el objetivo mensual de exportaciones.





En medio del malestar que generó el polémico refuerzo del cepo, los dólares bursátiles retomaron el miércoles la tendencia alcista, con la que el denominado Contado Con Liquidación (CCL) volvió a quedar por encima de los 305 pesos, y el agro sacó a relucir sus aportes a través del “dólar soja” para reclamarle al gobierno nacional una baja de impuestos o una mejora del tipo de cambio.

Más allá de eso, el ministro de Economía, Sergio Massa, destacó que se alcanzó la meta de exportaciones a partir de la divisa preferencial. El funcionario había puesto como objetivo cuando asumió que ingresen 5.000 millones de dólares para el 30 de septiembre, cifra que se superó hoy.

«Continuemos trabajando juntos Gobierno y sector agroindustrial para fortalecer las reservas y aumentar la participación del sector agroexportador argentino en la seguridad alimentaria global.
Gracias a los que confiaron, sigamos trabajando los días que faltan», celebró Massa.

Al mismo tiempo, el CCL, que se consigue mediante la compra y posterior venta de bonos o de acciones, llegó a superar los $308 pasado el mediodía, pero hacia el cierre de las operaciones recortó camino y acomodó su variación diaria en $2,68 para terminar a $305,57 por unidad, su nuevo máximo desde fines de agosto.

En la misma línea se movió el dólar del Mercado Electrónico de Pagos (MEP): por momentos se negoció a 299,39, pero finalizó a $297,55, con un avance de $3,11 respecto al martes.

La brecha entre el CLL y el dólar mayorista, que culminó a $144,8, se consolidó sobre el 110%, a pesar de la apuesta que hizo el Banco Central (BCRA) para tratar de revertir la distancia con las nuevas restricciones cambiarias para el campo.

La suba de los dólares financieros, y fundamentalmente del CCL, se convirtió en una preocupación central en el equipo económico del gobierno nacional. En el BCRA, que preside Miguel Pesce, vincularon el fenómeno con “presiones devaluatorias” que tomaron fuerza con la implementación del Programa de Incremento Exportador, popularmente conocido como “dólar soja”.

Ese plan que puso en marcha el ministro de Economía, Sergio Massa, para acelerar la liquidación de la cosecha y consecuentemente reforzar las arcas del Central, les permite a los productores conseguir $200 por cada dólar de sus ventas.

«Hubo un acuerdo, se negoció, se crearon los instrumentos y después se observa que las grandes exportadoras se refugian en el dólar y extienden la brecha, entonces uno dice basta», justificó el martes Agustín D’Atellis, director del BCRA.

La del Central fue una decisión que desconcertó y, molesto, Massa intervino ante Pesce para que se deje afuera al 40% de los productores que se sumaron al esquema. Finalmente, se resolvió que el cepo no afecte a aquellos productores que operan con el CUIL de una persona física, sino que solamente impacte a las sociedades familiares y las sucesiones propietarias de campos.

Vale recordar que hace tiempo rigen normas por las cuales los exportadores del complejo cerealero oleaginoso no pueden acceder a los dólares financieros.

Por lo pronto, el malestar del campo no se materializó en los números porque el dólar soja aportó el miércoles más de u$s351 millones y el Central realizó compras por u$s 243 millones. Tal como precisó el operador de cambios Gustavo Quintana, en lo que va de septiembre la autoridad monetaria compró un total de u$s4.568 millones.

“Desde el 1 al 21 de septiembre ha superado los u$s5.130 millones. Esta liquidación récord es resultado del Decreto 576/22, el cual vence el próximo 30 de septiembre”, precisaron en la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (Ciara).

Y usaron los guarismos para enviarle una serie de reclamos puntuales al gobierno nacional. “Esto demuestra que bajar la carga impositiva en el complejo sojero o mejorar el tipo de cambio, genera un movimiento económico inigualable. La política debe tomar nota para evitar seguir castigando al sector”, apuntaron.

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro), una de las entidades que integran la Mesa de Enlace, salió a quejarse por el cepo al agro. Su presidente, Carlos Iannizzotto, le envió una carta al secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, para advertirle que la medida “carece de toda razonabilidad y resulta arbitrario y antojadizo”.

“Se perjudica a otros actores de la cadena y que no necesariamente son productores de soja. Tal el caso de productores ganaderos o tamberos asociados a cooperativas que precisan de insumos financiados por la cooperativa, cuyo acceso al crédito se ha visto también encarecido al estar inscripta como productora de soja, pese a no comercializar en el mercado de exportación o industria, sino que multiplican las semillas para vendérselas al asociado para su siembra”, alertó Iannizzotto.

Y, para cerrar su misiva, manifestó: “Consideramos que las medidas son perjudiciales desde todo punto de vista y como eje rector, entendemos firmemente que el gobierno está impedido de utilizar criterios irrazonables para distinguirnos y tratarnos de un modo desigual en base a ellos. Por todo lo expuesto, apelamos de manera enfática a la intervención inmediata de las autoridades y solicitamos se arbitren los medios necesarios para la eliminación total de las medidas dispuestas”.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cepo al agro: el dólar sigue en alza pero la liquidación sojera superó la meta de 5 mil millones