Exclusivo Suscriptores

Con datos oficiales de inflación de dos dígitos, el gobierno busca fortalecer «Precios Justos»

La suba de precios en la Ciudad de Buenos Aires en agosto fue de 10,8% y se sumó al 12,1% de Córdoba, el próximo miércoles se conoce el dato del INDEC. Bajan a empresas de “Ahora 12” si no firman el acuerdo. Se confirma la estanflación. 

A medida que aparecen los datos oficiales que confirman que la inflación de agosto superó los dos dígitos, el gobierno busca fortalecer el programa “Precios Justos” como barrera de contención para lo cual condiciona a las empresas a que firmen los acuerdos propuestos y en caso contrario se las baja del plan de cuotas “Ahora 12”, entre otras medidas. 

La Ciudad de Buenos Aires publicó este jueves la inflación de agosto que se ubicó en 10,8% con un salto de 12,5% en el rubro alimentos. De esta forma la medición interanual mostró una variación de 127,3%. 

En las últimas horas también se conoció que la inflación en Córdoba el mes pasado fue de 12,1% con un salto en alimentos de 16,6%. 

Vale aclarar que estas variaciones que parecen alejadas de lo que sufre el bolsillo corresponden a promedios de un conjunto variado de bienes y servicios (donde influyen los ajustes acotados de tarifas) y también tiene como salvedad la forma de medición. 

Es que, si bien la inflación venía en alza, durante las dos primeras semanas antes de las PASO el ritmo de aumentos era muy inferior al proceso que se desató tras la elección y la devaluación, según precisaron desde las consultoras económicas. 

Los datos privados de agosto adelantan un incremento de precios “punta a punta” entre 10 y 12% y advierten que este salto deja un piso de 4 puntos de aumento para septiembre, por lo tanto, hay pocas chances que se produzca una desaceleración en el indicador. 

El INDEC dará el dato oficial el próximo miércoles, que a acuerdo a las perspectivas será el más alto desde la salida de la convertibilidad, y en consecuencia pondrá en aprietos al ministro de Economía y candidato a presidente, Sergio Massa. 

Para la consultora económica internacional Focus Economics, si las estimaciones se concretan, Argentina culminaría 2023 con la inflación más alta del mundo en 2023. 

La respuesta del gobierno a esta situación fue acelerar el cierre de acuerdos con las empresas productoras de alimentos, que en principio se mostraron reacias a aceptarlos. 

Desde la Secretaria de Comercio se apeló al diálogo, pero en los casos que no se lograron los acuerdos se decidió quitar a esas empresas del programa Ahora 12. 

“Estamos en pleno proceso de renovación y es lógico que tomemos esa posición. Cuando la empresa firma se le comunica a las instituciones bancarias y emisoras de tarjetas que esa compañía puede operar con Ahora 12, en caso que no adhiera no se le da alta”, explicaron desde la dependencia a cargo de Matías Tombolini. 

La presión que está ejerciendo el gobierno llevó a que por ejemplo la firma Ledesma, anule los últimos aumentos. 

Curiosamente esta comunicación fue realizada en forma oficial por la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que en un parte de prensa señaló que Ledesma les envió una nota a sus asociados señalando que “en los términos del programa ‘Precios Justos’ efectuará la entrega de azúcar cumpliendo el sendero de precios estipulado en el mismo, dejando sin efecto las listas de precios precedentes”. 

En caso de no lograr una desaceleración importante de la inflación, Massa estará en serios problemas a pocos días de las elecciones generales ya que el 12 de octubre (10 días antes) el INDEC dará a conocer el dato de septiembre, que de mantenerse a este ritmo también estará en los dos dígitos. 

Estanflación 

El otro dato con el que deberá lidiar Massa será con el de actividad económica ya que el INDEC confirmó que la Argentina se encuentra atravesando un período de “estanflación” (recesión más inflación). 

El organismo informó hoy que la actividad industrial cayó en julio 3,9% en forma interanual, sumando el segundo período consecutivo en rojo. No obstante, en el balance anual continúa en terreno positivo, apenas 0,5%. 

El dato a observar de la muestra del INDEC es que en medio del proceso inflacionario la producción de alimentos cayó 6,1% y que en los primeros siete meses la baja fue de 1,3%. 

En el caso de la construcción el deterioro de la actividad es aún mayor. En julio retrocedió 5,8% y acumuló cuatro meses de caída. Y si se compara enero julio 2023 contra /enero julio 2022 el balance muestra una contracción de 2,6%. 

Los datos anticipados de agosto dan cuenta que esta situación se prolongó al mes pasado. 

Por ejemplo, el volumen de ventas de insumos para la construcción mostró una baja interanual de 7,5% en agosto, según el Indice Construya.  


Comentarios