Estados Unidos aclaró que el dólar de «cara chica» vale lo mismo y no hace falta canjearlo

La comunicación oficial llega a raíz de la tendencia global a rechazar las series más antiguas de billetes norteamericanos, que tienen impresa la cara de los próceres dentro de un óvalo oscuro. Pese a ello, en Argentina el mercado paga hasta un 10% menos por los "cara chica".

Quien ha comprado dólares, sea en el mercado informal o en la sucursal del banco, lo entiende a la perfección: los dólares de «cara chica» valen menos, y por lo tanto nadie quiere tenerlos en la mano.

La controversia es tal que obligó hace un tiempo a la Reserva Federal de los Estados Unidos a aclarar que todos los billetes emitidos desde el año 1914 son de curso legal y tienen la misma validez. En esta ocasión fue desde la cuenta oficial de Twitter @uscurrency que el gobierno norteamericano vuelve a insistir en que todas las versiones de los billetes estadounidenses son válidos y de curso legal, y que no es necesario canjearlos.

“No es necesario devolver los billetes de diseño antiguo. Toda la moneda estadounidense sigue siendo moneda de curso legal, independientemente de cuándo se haya emitido”, indica el tweet oficial publicado en la jornada de ayer.

La página oficial de U.S Currency Education Program, amplía la aclaración oficial de los Estados Unidos. «El diseño de los billetes de la Reserva Federal se renueva principalmente para facilitar su uso, pero también para dificultar la falsificación«, explica.

Agrega que «esto no significa que los billetes de diseños anteriores no sean seguros. De hecho, las características de seguridad de los diseños anteriores de los billetes de la Reserva Federal, como las marcas de agua y la tinta que cambia de color, han demostrado su efectividad y su uso se conserva y se actualiza en los billetes de diseños más actuales».

En relación a las dificultades verificadas en diferentes países del mundo para operar con las emisiones más antiguas de los billetes norteamericanos, el gobierno de los Estados Unidos aclara que «la Junta de la Reserva Federal reconoce que en algunos países pueden existir diferentes tasas de cambio o políticas para la aceptación de divisas extranjeras. Sin embargo, no es el gobierno de los EE. UU. quien controla dichas tasas, sino el mercado».

«La Junta de la Reserva Federal reconoce que en algunos países pueden existir diferentes tasas de cambio o políticas para la aceptación de divisas extranjeras. Sin embargo, no es el gobierno de los Estados Unidos quien controla dichas tasas, sino el mercado»

Página oficial U.S. Currency

Uno de esos países es Argentina. La polémica está instalada desde hace años en el mercado cambiario local, pero cobró cada vez más fuerza al ritmo de las sucesivas restricciones y la multiplicación de tipos de cambio alternativos.

Todo el que compra o vende dólares tiene claro que los billetes que llevan impresa la cara de Benjamín Franklin en el centro del papel, enmarcada dentro de un óvalo de fondo oscuro y más pequeña, cotizan menos que los que llevan la esfinge del prócer norteamericano más grande y sobre fondo claro.

El llamado dólar «cara chica» cotiza entre un 4% y un 10% menos que el «cara grande». Tal es el escenario con que se topa quien desea reservar un departamento en la costa para las vacaciones, quien desea cancelar un paquete turístico en una agencia de viajes, o quien debe cancelar una operación de compra venta inmobiliaria.

No obstante, la aclaración oficial emitida ayer por los Estados Unidos deja a la vista que tal operatoria tiene únicamente que ver con la especulación de los agentes financieros, los operadores inmobiliarios, o las agencias de viaje.

Dato

10%
El porcentaje que se suele "descontar" en el mercado cambiario para tranzar un dólar "cara chica".

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios