La pesca rionegrina, más allá de la Ley Ómnibus: por qué 2023 fue el peor año de su historia

La inédita escasez de recursos en el golfo San Matías provocó que los desembarques de capturas en los puertos sanantonienses cayeran a su mínimo histórico. Una discusión sobre las causas de esta merma.

El sector pesquero de Argentina se ha ubicado en el centro del debate esta semana, a raíz de las polémicas modificaciones al Régimen Federal de Pesca incluidas en el proyecto de la denominada “ley ómnibus”. La controversia alcanzó su punto álgido tras la difusión de un comunicado firmado por los gobernadores patagónicos (entre ellos, el de Río Negro), en rechazo a los cambios regulatorios. Finalmente, el Gobierno nacional acordó con los mandatarios provinciales modificar los artículos objeto de críticas.

Una de las provincias que suscribió el documento fue Río Negro, cuyo sector pesquero atraviesa una crisis sin precedentes y se encuentra en estado de emergencia desde mayo de 2023. Según datos provisorios de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (SAGyP), la pesca en el golfo San Matías habría alcanzado en 2023 el nivel de producción más bajo del que se tenga registro.

Presentamos datos actuales e históricos de la actividad pesquera marítima de Río Negro, relativos a producción y empleo. Posteriormente, indagamos sobre los determinantes de la situación, y para ello entrevistamos a la subsecretaria de Pesca de Río Negro, Jessica Ressler, y al presidente de la Cámara de Armadores y Productores Pesqueros de Río Negro, Gustavo Gualtieri.


La pesca en Río Negro y su peor año


El municipio de San Antonio Oeste atraviesa un momento delicado. Además de experimentar una considerable merma en la llegada de turistas en esta temporada de verano, su sector pesquero está sumido en una crisis inédita y en estado de emergencia.

Los desembarques de capturas marítimas en los puertos de San Antonio Oeste y de San Antonio Este alcanzaron en 2023 el menor nivel del que se tenga registro, según datos provisorios de la SAGyP. Hasta el 26 de diciembre, las descargas pesqueras en esas estaciones portuarias acumulaban 6.681 toneladas, lo que representa una caída del 35% y del 55% con relación a 2022 y 2021, respectivamente. El anterior mínimo de la serie tuvo lugar en 1991, con 7.993 toneladas capturadas. “Hoy en Río Negro tenemos solo el 40% de la flota operando”, indicó Ressler.

Al observar la composición de los desembarques, encontramos que la obtención de langostinos en el golfo San Matías alcanzó en 2023 su nivel más bajo en más de una década, mientras que la de merluza hubbsi tocó mínimos en 6 años. Cabe aclarar que desde el año 2013 se venía registrando en aguas rionegrinas la presencia del langostino. Al tener este crustáceo un elevado valor comercial, su aparición provocó una sustitución en la producción pesquera en detrimento de la merluza hubbsi, especie tradicional y autóctona de la provincia. Como veremos más adelante, la escasez de ambos recursos ha sido crítica en 2023.

Las capturas de otras especies fueron marginales el año pasado, a excepción de las de pez gallo. Esto marca una diferencia respecto de lo observado años atrás, cuando la producción pesquera rionegrina estaba más diversificada.

En lo que a empleo refiere, la cantidad de asalariados registrados promedio en el sector pesquero aumentó en 2022 por tercer año consecutivo, según datos de la Secretaría de Trabajo de la Nación. Sin embargo, hay cuatro observaciones para realizar al respecto. La primera es que el incremento del empleo formal se debe a mayores exigencias de la Provincia a las pesquerías para el otorgamiento de permisos, y no estrictamente a un incremento en el nivel de empleo total en el sector. La segunda es que la informalidad laboral en la actividad pesquera sigue siendo muy alta, principalmente en el sector artesanal. La tercera es que se espera que la merma en la actividad en 2023 repercuta en los niveles de empleo. La cuarta es que el empleo registrado está lejos de los niveles máximos alcanzados en 2003 y 2004, años en los desembarques crecieron de modo significativo.


La escasez y sus causas


En octubre y noviembre de 2022 se desarrolló la Campaña de Evaluación y Monitoreo de Recursos Demersales (REDE22) en el golfo San Matías. Los alarmantes resultados preliminares sobre biomasa y estructura poblacional de la merluza hubbsi llevaron a la provincia de Río Negro a declarar por un año la Emergencia Pesquera, en mayo. “Los indicadores observados en esta campaña respecto de la abundancia y estructura demográfica del efectivo pesquero conforman un escenario inédito en la historia de la pesquería del golfo San Matías”, señaló el estudio.

En el informe se atribuye la reducción de la población y biomasa de merluza a “un estado de sobreexplotación que combinaría sobrepesca de crecimiento (reducción de las cohortes de reclutas) con sobrepesca de reclutamiento (reducción de la abundancia de los reproductores de mayor talla/edad).” Los investigadores, Ressler y Gualtieri coinciden en que esta grave situación se podría haber evitado si se contaba con información científica respecto del estado de conservación del recurso.

El estudio atribuye la reducción de la población y biomasa de merluza a “un estado de sobreexplotación que combinaría sobrepesca de crecimiento con sobrepesca de reclutamiento».

Cuando yo llegué a la Subsecretaría de Pesca en el 2021, desde el año 2015 que no se realizaba una campaña de monitoreo del recurso merluza”, señaló la funcionaria, a la vez que agregó que “las campañas tienen valores realmente muy altos, y a veces el contexto económico-social nos impide poder afrontar esas erogaciones, pero en una situación como esta somos conscientes de la necesidad de esta obtención de información”. 

El informe también menciona que los mayores esfuerzos de pesca de langostinos en el último tiempo son un factor a tener en cuenta, pues podrían haber incrementado las capturas incidentales de merluza

Sin embargo, en 2023 la escasez no afectó solo a la merluza, sino también al langostino, el otro recurso pesquero importante de los puertos sanantonienses durante los últimos años. “El verano anterior no tuvimos langostinos, directamente no había”, señaló Ressler. Por ello, la funcionaria se diferencia de las conclusiones de la investigación y atribuye la escasez de merluza a “un cambio ecosistémico biológico y también vinculado al cambio climático, en virtud de la variación de la temperatura del agua”.

El verano anterior no tuvimos langostinos, directamente no había.

Jessica Ressler, subsecretaria de Pesca de Río Negro.

En este contexto y pese a regir la Emergencia Pesquera, las autoridades provinciales no han ampliado el período y los alcances de la veda de la merluza, y no establecieron restricciones para la pesca de langostino. “Generamos un control exhaustivo permanente de los desembarques y muestreos de los recursos que se extraen para contener la reproducción y obtener la información necesaria por si resultara necesario tomar una medida más drástica, pero por ahora no lo hemos detectado”, dijo la funcionaria.

No obstante, Gustavo Gualtieri considera que rige en el golfo una “veda natural”, ya que es económicamente inviable que los buques salgan a pescar. Ello ilustra con elocuencia la situación del sector. “Después de este último año, estamos todos llamados a hacer un análisis de nuestro desempeño y aportar soluciones para evitar nuevos traspiés”, señaló.

Después de este último año, estamos todos llamados a hacer un análisis de nuestro desempeño y aportar soluciones para evitar nuevos traspiés.

Gustavo Gualtieri, presidente de la Cámara de Armadores y Productores Pesqueros de Río Negro.

El futuro de la Emergencia Pesquera


A través del Consejo Federal Pesquero, la provincia de Río Negro tiene una cuota de reserva social de merluza, y es a través del otorgamiento de esas cuotas que algunos barcos de la provincia con permiso nacional pueden salir del golfo San Matías a pescar y desembarcar merluza en los puertos de San Antonio Oeste y de San Antonio Este. Fue una de las maneras en que el Gobierno provincial intentó morigerar el impacto de la crisis.

En mayo de 2024 finaliza el plazo original de la Emergencia Pesquera, y la pregunta es si se prorrogará o finalizará. En los próximos días, el Instituto Nacional de Investigaciones y Desarrollo Pesquero (INIDEP) presentará los resultados de la Campaña de langostinos 2023 en el marco de la Comisión Asesora de Pesca Marítima.

Crisis: la escasez de merluza obligó al gobierno de Río Negro a otorgar cuotas sociales a empresas para pescar fuera del golfo San Matías. Foto: Martin Brunella.

Ressler hace una evaluación positiva en base a las capturas recientes. “La flota artesanal está extrayendo langostinos de buen tamaño y de buen valor de comercialización, se vislumbra una mejora”, pero aclaró que “no está operando el 100% de la flota, y eso es positivo porque genera una reducción del esfuerzo pesquero, y les da tiempo a nuestros recursos para que se reproduzcan y recuperen”.

Este complejo panorama nos llevó a preguntarles a los entrevistados si es posible que el golfo San Matías retorne a los niveles de producción que llegó a tener en los años 90, sin comprometer la sustentabilidad de los recursos pesqueros. 

El sector pesquero está demasiado castigado luego de uno de los peores años que recuerde.

Gustavo Gualtieri, presidente de la Cámara de Armadores y Productores Pesqueros de Río Negro.

Gualtieri señaló que “el sector pesquero está demasiado castigado luego de uno de los peores años que recuerde y hasta ahora no se ha recuperado, su potencial hoy está lejos de lo que fue en otras épocas”. 

Podemos recuperarnos, podemos salir adelante, podemos volver a tener la prosperidad que el golfo San Matías tenía”, señaló Ressler, más optimista, pero aclaró que conseguir ese objetivo requiere “trabajar de manera conjunta, con una mirada ecosistémica, con todos los actores de nuestra actividad: empresas, cámaras, sindicatos, trabajadores, estiba, y todos los municipios con actividad marítima extractiva”.

Podemos recuperarnos, podemos salir adelante, podemos volver a tener la prosperidad que el golfo San Matías tenía.

Jessica Ressler, subsecretaria de Pesca de Río Negro.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora