La producción del Idevi suma 35 millones de dólares al año a la economía de Viedma

Los datos surgen de una presentación que realizó el Instituto, próximo a cumplir 62 años de trabajo. Se destaca la actividad creciente en frutos secos, la ganadería y los cultivos bajo cubierta.

A punto de cumplir 62 años desde su creación el Instituto de Desarrollo delValle Inferior (Idevi) tiene algo más de 23.000 hectáreas bajo riego, genera una ganancia estimada de 35 millones de dólares al año y suma el 12% del empleo en la zona.

Los datos fueron aportados por Maximiliano Bruno, gerente General del organismo, durante una charla que recorrió la actualidad «del Instituto» frente a productores y autoridades de la provincia y el municipio capitalino.

El funcionario destacó el funcionamiento, en especial en los últimos 20 años, y marcó como hitos importantes la primera ExpoIdevi (2005), la normalización del Consejo de Administración (2012/2013), con las inclusiones de San Javier, Guardia Mitre y Viedma; la primera Fiesta de los Frutos Secos (2014), la renegociación de los contratos petroleros (2015) «que permitió dotar de equipos al Instituto» y el proyecto de obra (2015-2023) para mejorar el sistema de riego que se puso en marcha en junio pasado.

Mediante un relevamiento de las declaraciones juradas de cultivos «que es la intención de siembra que tienen los productos cuando piden el agua» en el período 1973-2023 se destaca que hay 23.000 hectáreas bajo riego «y la superficie sigue creciendo» con «una producción diversificada».

Bruno dijo que son 8.000 ha. en el sistema ganadero forrajero, 3.200 de maíz para silo y proteína animal, hay 21.000 cabezas de ganado «y en crecimiento», unas 4.000 ha. destinadas a la producción de heno con megafardos y rollos, «en crecimiento para el mercado interno» porque «mucho pasto se vendió por la sequía» y «creemos que hay una oferta regional exportable, más si sumamos otros valles como el Valle de Conesa o Valle Medio» y sostuvo que «parte de la exportación que sale por Bahía Blanca se produce acá y en Valle Medio».

Además, hay casi 5.000 ha. de producción hortícola, «siempre fueron entre 2.500 y 3.000 de cebolla y ese desmiente el mito del monocultivo», se contabilizan 30 ha. de superficie «bajo cubierta» y 1.200 ha. de frutos secos, «creciendo todos los años» porque «se ponen cada vez más nueces y avellanas, con destino al mercado interno y la exportación».

El año pasado el Idevi realizó un estudio con universidades locales, el Inta y Estadística y Censos de la provincia y se estimó el valor bruto de la producción del Valle de Viedma «en 67 millones de dólares.Si le restamos el consumo intermedio, el valor agregado, la riqueza generada en el valle, es de alrededor de 35 millones de dólares» sostuvo Bruno.

Maximiliano Bruno, actual gerente general del Instituto de Desarrollo del Valle Inferior. Foto: Marcelo Ochoa.

Agregó que eso «muestra dos cosas importantes, el crecimiento del valor por crecimiento de superficie pero más importante es la productividad media alcanzada: en 2005, alrededor de los 800 dólares/ha. y en 2022 de 1.500 d/h.». Ese estudio «dice que las actividades que más aportan al valor agregado y al empleo son las de mano de obra intensiva: la horticultura y los frutos secos», mientras que «la ganadería, la producción maíz y forraje se consolidan como actividades en crecimiento y otorgan sustentabilidad a la ganadería regional».

Dentro de las conclusiones indicó que «la producción primaria del Idevi se articula con distintas cadenas productivas, el frigorífico local se vincula fuertemente con los sistemas ganaderos forrajeros, el tambo constituye uno de los emprendimiento más importantes de las últimas décadas (más de 3.000 vacas en ordeñe en 1.000 ha. en producción), los frutos secos posicionan al valle de Viedma como un lugar de importancia en el contexto regional y la producción hortícola abastece el mercado local y otros mercados regionales y hay una fuerte vinculación con la feria municipal».

Según datos propios el Idevi tiene «un fuerte impacto en la generación de empleo» porque «representa el 12%” de la oferta, al igual que «el comercio y la construcción», contra un 30% del sector público y de seguridad. «Hay unos 1.900 empleos directos, familias productoras, y 2.500 empleos estacionales» aseguró Bruno.


Desarrollos en San Javier y El Juncal


El Instituto tiene a cargo los desarrollos urbanos rurales de San Javier y El Juncal.

En la primera localidad se eliminó el basural a cielo abierto y se incorporó a la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos junto a Viedma y Patagones y se habilitó la planta de tratamiento de líquidos cloacales, con vuelco cero y con un proyecto de reuso forestal.

El último año se puso en marcha la telefonía 4G y la fibra óptica, se entregaron 110 lotes, hay 36 proyectados y una propuesta para la construcción de un cementerio parque.

En El Juncal se construyó la red eléctrica, está por licitarse la red de agua potable y se avanza en 46 lotes con servicios.


De Viedma a Puerto Madryn, por los caminos rurales del Idevi


Una preocupación importante para las autoridades del organismo es el mantenimiento de la red de caminos vecinales.

«Son 488 kilómetros, una distancia de acá a Madryn, son caminos de tierra que hay que mantener» aseguró Bruno.

Del total, 190 corresponden a las banquinas (a ambos lados) del canal principal y 48 del canal secundario III, además de 250 que son de caminos rurales «por los que transitan productores, el servicio público de transporte escolar y la producción» de la zona.

Por eso está en estudio «un plan director vial» y «estamos trabajando para conseguir el financiamiento para hacer frente a este servicio y para avanzar en la conservación».

Por otra parte el sistema de riego está formado por 95 kilómetros del canal principal (83 de tierra y 12 revestidos), 24 del canal secundario III (revestidos) y 200 kilómetros integran la red de canales que maneja el Consorcio de Riego del Valle Inferior. Además de 333 kilómetros de drenaje y tres plantas de bombeo, conocidas como Las Nutrias, Berreaute y El Molino.

Datos oficiales

23.000
hectáreas bajo riego hay en la zona del Valle Inferior.

4.000
nuevas hectáreas podrían sumarse con las obras que se realizan en la actualidad.
El Valle de Viedma tiene una importante cuenca lechera con unas 3.000 vacas en ordeñe. Foto: Marcelo Ochoa.

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios