Educación consignó una reducción del 23% del costo por licencias

Un informe oficial del último cuatrimestre del año pasado arrojó ese resultado. El ministerio destacó el uso del 0800 donde docentes informan sus ausencias. Se proyectan nuevos objetivos, como la cobertura total de los niveles, la mejora de controles por parte de los auditores médicos y la extensión a los porteros.



Licencias

Licencias

Educación consigna una baja de un 23% del costo de las licencias, a partir de la aplicación del programa de concentración de la información de las ausencias docentes.
El sistema 0800, denominado Comunicarnos, registró el año pasado una media mensual de casi 7.000 maestros llamando por sus inasistencias, centradas en cuatro razones: por enfermedad, por asistencia o fallecimiento de un familiar, o para donar sangre.
Siete de cada diez ausencias se corresponde con enfermedad del trabajador.
Este sistema se cumplió –inicialmente– a partir del último cuatrimestre del 2017, que se inició con los niveles inicial, primario y especial. El año pasado, Educación amplió y se extendió a la Secundaria diurna. Estas coberturas distintas dificultan directas comparaciones interanuales.
Aún así, el gobierno reconoce un primer resultado positivo: la contención y baja de las erogaciones de las licencias docentes, históricamente cuestionadas por la Función Pública.
En un informe, Educación resalta esos resultados y además, proyecta su próxima aplicación a la totalidad de las escuelas, pero también prevé un “mayor control” de parte de las Juntas Médicas y la ampliación del sistema a los trabajadores del “servicio de apoyo”, como los porteros.
Simultáneamente, Economía trabaja en un procedimiento similar de seguimiento para el resto de la administración pública, partiendo de su propio programa de Recursos Humanos, compuesto por la concreción de legajos electrónicos, control de asistencia, entre otros registros, como el de las licencias y los viáticos. Se registra una progresiva puesta en marcha, que se inició con Energía, Trabajo, Secretaría General, Gobierno, Lotería, entre otras carteras del Poder Ejecutivo.

Las erogaciones
El último cuatrimestre del 2018, Educación abonó casi 127 millones en licencias mientras en igual período se pagaron 165 millones en el 2017.
Se trata de una reducción del 23%, sin contemplar el impacto adicional de la evolución salarial. Así, el año pasado se concluyó con una media mensual de 31 millones frente a los 41 millones del ciclo escolar anterior.
Según la evaluación gubernamental, el sistema “se consolidó y logró un mejor seguimiento de las ausencias y la cobertura de las vacantes con licencias”, consiguiendo -agrega- una respuesta más rápida en “pos de lograr que los alumnos no pierdan horas de clase”.
También se detalla un aumento del 47% del uso del programa de notificación por parte de los docentes. Parte se refleja por la suba de la cobertura del último año, pues se incorporó el Nivel Medio Diurno.
En las ausencias, la principal motivación se mantiene en enfermedades, que llega al 66%. Otro 31% se corresponde en “razones de atención familiar”.
En referencia a la procedencia, casi el 47% de los trabajadores –que informaron de su asistencia el año pasado– cumplen sus funciones en Primaria, un 40% a profesores de Media, y el 13% restante al Nivel Inicial.
Otro dato interesante del relevamiento gubernamental está en la efectiva cobertura del cargo del suplente.
El ministerio destaca un alza de las “designaciones en relación a las faltas registradas”, pasando del 55% al 62%.
También, vale aportar un componente de la misma estadística: un poco más del 9% de las designaciones no se transforman en toma de posesión por parte de los maestros.
En el 2018, las suplencias formalizadas fueron 47.720 mientras la ocupación de la función llegó a 43.594 docentes
En sus conclusiones, la cartera educativa pondera este proceso del registro “de inasistencias y designación de interinatos y suplencias” por su funcionamiento en “línea, pasando del manual, que retrasaba” mecanismos y “limitaba el control”.

Próximos objetivos
Además se plantean objetivos, como una “cobertura total en las escuelas secundarias, con Nivel Terciario”, ya que la presente implementación cubre un 90% de los docentes. Además, prevé un “mayor control de las Juntas Médicas frente a las ausencias por enfermedad de los docentes, que equivalen a casi siete de cada diez ausencias.
También, se reconoce la extensión del registro de faltas al “servicio de apoyo” –porteros y tareas en las cocinas– y, entre otros objetivos, el ministerio planea “conformar capacitadores para reforzar el circuito de carga de novedades”, y la “revisión constante del Sistema para sus posibles mejoras”.
El Sistema de Información Docente (Sidoc) constituyó la gran modificación en el vínculo estatal con los docentes.

Antes y ahora
¿Cuál es la diferencia? Educación trabajaba con un esquema descentralizado. Cada unidad de Gestión poseía una base de datos entonces existían docentes con dos legajos, pues pertenecían a escuelas de distintas zonas. Obviamente, los controles no eran posibles ya que exigían integrar todos los registros. En el proceso mensual de liquidaciones aumentaba el margen de error.
En cambio, el actual sistema dispone de un esquema centralizado, con un único legajo y cada Unidad carga sus novedades. Esta situación también permite concretar cambios en la preliquidación y, simultáneamente, cumplir con revisiones de posibles inconsistencias.
El registro del 0800 se ancla en este esquema centralizado, que parte de un llamado de un docente notificando su ausencia y el motivo.
Finalizado ese aviso, el sistema genera un ticket y se inicia un circuito con intervención de la escuela, la auditoría médica y la supervisión para la designación de un docente, si efectivamente corresponde.
En la última etapa actúa la Unidad de Gestión por control de las licencias y la emisión de la documentación preliquidación de los haberes.
En el gobierno se reconoce que quedan cuestiones por corregir del sistema, que tuvo en la implementación oficial, que tuvo una inicial rechazo por parte del gremio.
La ausencia de auditores es una falencia histórica. Los últimos datos expresan que los médicos llegan a visitar entre un 6 % a 8% de los docentes que informan enfermedades.

Claves del programa

• Las notificaciones de los docentes se cumplen por tres vías:
• Teléfono fijo (0800 222 7436)
• Línea de celular Movistar (*542)
• Sitio web de Educación (www.educación.rionegro.gov.ar).
• El sistema funciona todos los días
• Las licencias posibles de informar en el sistema:
• Enfermedad del docente, asistencia o fallecimiento de un familiar, o para donar sangre.
• Se sistema calcula la licencia desde el primer llamado. Si es por un solo día, no se debe llamar.
• El/la docente suplente percibe sus haberes a partir de la fecha de posesión del cargo.
• Este esquema requiere de la base información de docentes (Sidoc), implementado en el 2016, con registrados centralizados y en línea.
• Estos datos son usados por las áreas de Recursos Humanos para el procesamiento de cargos y horas a cobrar, licencias y salarios.
• El Sidoc está vinculado –en tiempo real– con escuelas, supervisiones, Recursos Humanos, organismo central y Junta Médica.

Números de ausencias

76.781
llamadas están registradas en el 2018 para informar ausencias a escuelas por parte de docentes.
47.720
designaciones de suplencias formalizadas por Educación frente a inasistencias. 43.594 tomas de posesión de docentes

Comentarios


Educación consignó una reducción del 23% del costo por licencias