El «acuerdo» automotriz con Brasil parece un culebrón

Pese a que el Brasil insiste en que el acuerdo está suspendido, el gobierno argentino, con el presidente De la Rúa a la cabeza, ratificó la vigencia del mismo. Las señales de algún entendimiento recién podrían surgir a mediados de mes.

BUENOS AIRES.- A pesar de que el presidente Fernando De la Rúa, el ministro de Economía, José Luis Machinea, y la secretaria de Industria, Débora Giorgi, ratificaron ayer la vigencia del acuerdo automotor con Brasil, funcionarios del país vecino insistieron en que se encuentra suspendido y adelantaron la posibilidad de una próxima «renegociación».

La polémica se suma a las históricas dificultades entre los dos grandes socios del bloque para superar las asimetrías. Pollos, arroz, calzado, maíz y trigo son sólo algunos ejemplos de la seguidilla de desencuentros, pese al reciente «relanzamiento» del bloque.

De la Rúa, Machinea y Giorgi salieron ayer al cruce de las declaraciones que formulara el lunes el ministro de Desarrollo del Brasil, Alcides Tapias, en las que dijo que el convenio «está suspendido».

En primer término, el presidente De la Rúa ratificó la «plena vigencia» del régimen automotor común, y aseguró que se trata de «un acuerdo serio» el suscripto oportunamente por ambos países.

Por su parte, el ministro de Economía, José Luis Machinea siguió la misma línea argumental del primer mandatario, al tiempo que la secretaria de Industria, Débora Giorgi, negó toda posibilidad de reabrir negociaciones con el máximo socio del Mercosur.

«Ratifico la vigencia del Mercosur y del acuerdo automotriz. Es un acuerdo serio y está vigente», aseguró De la Rúa, quien dijo que las diferencias surgidas en las últimas horas por parte del gobierno brasileño son «absolutamente superables».

Sin embargo, el gobierno brasileño insistió ayer en su postura a través del negociador oficial del Mercosur, Botafogo Goncalves, quien aseguró que el 16 de agosto habrá una reunión con representantes argentinos para «reanudar las negociaciones» en torno al acuerdo automotor.

Según indica la agencia DPA, el encuentro se celebraría al término de una reunión entre los cuatro países integrantes del Mercosur que se celebrará los días 14 y 15 próximos, en Río de Janeiro.

Sin embargo, De la Rúa, en una conferencia de prensa que brindó en Olivos, informó que «la Cancillería brasileña dijo que el tema estaba bien, como debe ser entre países amigos». Por su parte, el ministro de Economía, José Luis Machinea, dio por superado el entredicho con el ministro Tapias y también aseguró que el tratado «no está suspendido».

«Creo que el hecho está superado. Anoche hubo una declaración de la Cancillería brasileña diciendo que el acuerdo estaba en orden y que no había mayores problemas», señaló Machinea al retirarse de la Residencia de Olivos.

El jefe del Palacio de Hacienda también manifestó que «hay un acuerdo internacional que está firmado por todos».

«En el acuerdo se preveía que se iba a contar la integración nacional. Puede haber una discusión en el margen de alguna cosa, pero no hay una diferencia realmente importante», expresó.

En ese sentido, agregó que «en todo caso, lo que puede haber es alguna presión de último momento relacionada con alguna parte de la industria de Brasil, pero el acuerdo es claro».

Por su parte, la secretaria de Industria, Débora Giorgi, afirmó que «no existe ninguna posibilidad» de reabrir negociaciones con Brasil para revisar el contenido del acuerdo bilateral sobre la industria automotriz. «Hay un acuerdo firmado por los dos cancilleres y los dos ministros de Economía que rige la política automotriz bilateral con Brasil, que establece la forma de medición de contenido local en la fabricación de un vehículo, exactamente igual que el decreto que hemos puesto en vigencia a partir del primero de agosto». (DyN/AR)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios