Logo Rio Negro

El aeropuerto de Neuquén y una prórroga de la concesión a ciegas

El acta del acuerdo con Aeropuertos del Neuquén (ANSA), del gigante Corporación América, se firmó un mes antes del anuncio del gobierno. Se aprobó la extensión sin establecer el cálculo económico y con un tarifario provisorio. Provincia absorbió el costo de los hangares.





El gobierno de Neuquén prorrogó, a ciegas y casi sin opciones, la concesión del aeropuerto Presidente Perón de la capital neuquina a Aeropuertos del Neuquén S.A. (ANSA), una firma que pertenece al gigante Corporación América del empresario de origen armenio, Eduardo Eurnekian, que tiene 52 aeropuertos en 7 países y que en la provincia además tiene negocios en el gas y los vinos. La falta de oferentes en un deprimido mercado aerocomercial, producto de la pandemia, fue la principal explicación oficial sobre una extensión que solo acordó las formas y dejó las definiciones de fondo en el contrato para después de la firma.

El 14 de octubre el secretario general de la Gobernación y Servicios Públicos, Leonel Dacharry, confirmó la prórroga de la concesión, iniciada en 2001, por cinco años más y con opción a una nueva extensión. Sin embargo, el “acta acuerdo de renegociación” al que accedió Río Negro y que llevan las firmas de Dacharry por la Provincia y de Nicolás Posse por ANSA, se firmó el 13 de septiembre. Tiene 13 páginas, de las cuales cinco son considerandos, y 15 cláusulas.

Si bien las causas que le dieron forma al acuerdo se desprenden del impacto causado por las restricciones globales para contener el avance de la pandemia, ANSA reconoció que su ecuación contable comenzó a dañarse con la crisis económica de 2018. La empresa indicó que pese a que se produjo “un drástico cambio en el escenario nacional con condiciones macroeconómicas desfavorables”, que afectaron el acceso al financiamiento, pudo cumplir sus obligaciones y avanzar en el plan de obras.

Es decir que mientras el aeropuerto de Neuquén alcanzaba su pico de tráfico, con 1,1 millones de pasajeros anuales, a la concesionaria los números no le cerraban. A tal punto que en el reciente acuerdo se suspendió el pago del canon anual. ANSA ya había refinanciado sus atrasos en el canon, antes de 2017, pero esta vez recibió una condonación para los últimos 24 meses de operación.

Con un tercio del movimiento de prepandemia, la Provincia accedió a la prórroga. Pero como el vencimiento estaba al caer, algo que se repite con los servicios de transportes, debió firmar la extensión dejando para acordar en el futuro cercano “la ecuación económico financiera de la concesión”. Hasta tanto eso no ocurra funcionará un esquema “transitorio”, con un fuerte reajuste tarifario a los pasajeros.

Las cláusulas
La concesionaria, ANSA, declaró el quiebre de la ecuación económico financiera de la concesión y pidió, en acuerdo con la Provincia, establecer una definitiva en mayo 2022 como una fecha estimativa del fin de la pandemia. Hasta tanto eso ocurra funcionará con un esquema transitorio que estableció, entre otros aspectos, que el concesionario debe respetar, de mínima, una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 13,8%. Si bien no especifica la moneda, se trata de una ganancia en dólares cuya media para el país ronda en el 10%.

En números

$500
millones fue el monto de la inversión reconocida por la provincia para las obras realizadas desde 2001.
2019
en diciembre se inauguró la manga telescópica que estaba proyectada años atrás.

450%
fue el aumento aplicado, entre 2017 y el actual convenio, para la tasa de cabotaje que pagan los pasajeros al utilizar las instalaciones del aeropuerto

Además, el esquema eleva la tasa aeroportuaria, que se le cobra a los pasajeros, de cabotaje a $750 más IVA (450% más que en 2017) y la internacional a US$ 57 (16% de incremento). Establece que el cannon a pagarle al concesionario, la Provincia, será del 1,5% anual del total de los ingresos que registre el Aeropuerto Presidente Perón. También acordaron obras en las instalaciones y la pista (ver aparte) y que el gobierno neuquino se quede, sacándolos de la aplicación del contrato, con los hangares (ver aparte).

Las partes acordaron que este esquema transitorio, que podría volver a modificar las tarifas, deberá resolverse en una reunión convocada para el 15 de diciembre y en un plazo no superior a los 30 días. Ambos, Neuquén y ANSA, tienen antecedentes no tan felices en la realización de encuentros. En 2005, en base a la leyes de Emergencia del país, se celebró una adenda al contrato que estableció una revisión quinquenal de la concesión: el primero y único encuentro se llevó a cabo 12 años después, en 2017.

La última adenda, firmada en septiembre, establece una revisión ordinaria anual del modelo económico financiera de la explotación, pero, también agrega una revisión extraordinaria que las partes pueden activar ante el surgimiento de eventos no contemplados. En el anexo IV del documento se establecen las causales cuantitativas y cualitativas para invocar la revisión:

Cuando la curva de pasajeros refleje una caída trimestral del 10% según el flujo fijado para el acuerdo; cuando se retrase el reajuste trimestral de la tasa aeroportuaria y; cuando por “efectos positivos o negativos” la ecuación económica se afecte más o menos un 10% y, en el caso de ser un alza, solo se aceptará si la empresa pudo garantizar su 13,8% de TIR.

También si deja de operar una de las aerolíneas que actualmente lo hace; si el cepo al dólar se extiende más a allá del 2023; si vuelve a ocurrir una pandemia o erupciona un volcán, como ocurrió con el Puyehue en 2011 y; si hay eventos económicos de impacto como una devaluación del 20% en un trimestre o una inflación del 15% mensual o del 50% trimestral.

La manga telescópica apenas funcionó unos meses antes de la llegada de la pandemia. Fue esperada durante largos años.

Las obras quedaron siempre más en el debe que en el haber

El acta acuerdo de renegociación incluye, por un lado, el reconocimiento de la Provincia a Aeropuertos del Neuquén S.A. obras por 500 millones de pesos desde el inicio de la concesión en 2001 y que incluyen el nuevo embarque, la manga telescópica y un local gastronómico, entre otros y; por otro, un compromiso de nuevos trabajos en el predio y también para la pista.

Las obras siempre fueron un talón de Aquiles de la concesionaria, de hecho uno de los principales reclamos, la conexión cloacal que provocó una invasión de aves en la pista, recién fue acordada para la reciente extensión contractual. Además se comprometieron a mejorar el estacionamiento para un ingreso y salida más ágiles, las cintas transportadoras de equipaje y una obra de seguridad eléctrica. No se estableció el monto a invertir y su concreción quedó sujeta a la ecuación económica a cerrar.

Respecto de las obras en la pista se convino que se llevará a cabo un nuevo balizamiento y también trabajos de repavimentación de la pista. Tampoco se establecieron cifras para estas tareas, pero sí se dejó por escrito que para afrontarlas se solicitará ingresar al “Fideicomiso para obras del sistema Nacional de Aeropuertos”, es decir, que no destinarán fondos propios en este caso.

RÍO NEGRO publicó a fines de 2019, el momento de auge del Presidente Perón, que el negocio aeroportuario neuquino era una atractiva bolsa de 4 millones de dólares anuales. Sin embargo, los servicios eran deficientes sobretodo porque las obras ahora reconocidas no estaban finalizadas y porque, por ejemplo, las instalaciones ofrecían apenas siete baños para un movimiento diario de 3.000 pasajeros.

Obras post concesión
Una de las cláusulas incluidas en el acuerdo sellado refiere a que la concesionaria, es decir ANSA, puede contratar obras cuya ejecución supere el plazo de la concesión. El concedente, la Provincia, podrá quedarse con los trabajos realizados al ser el titular de las instalaciones y la habilitación aeroportuaria. El ítem indica que es un incentivo al desarrollo de obras de envergadura.

Resulta necesario establecer un esquema transitorio que contemple un reajuste tarifario provisorio, a los fines de asegurar la prestación del servicio público aeroportuario en forma inmediata”.

Fragmento del Acta Acuerdo de Renegociación.

Hangares en oferta Licitación sin fecha

Uno de los acuerdos detallados en los considerandos y ratificado en las cláusulas del acta a la que accedió RÍO NEGRO establece que la concesión de los nueve hangares vuelve a manos de la Provincia. Según el anexo III la concesión de seis de las construcciones están vencidas y algunas de ellas tienen procesos judiciales en marcha o intimaciones. La mayoría estaban adjudicadas con anterioridad a la concesión de Aeropuertos de Neuquén S.A.

Entre los tenedores actuales figuran la Provincia, American Jet, Aeroclub Neuquén, Aerotalleres Neuquén y la Cooperativa SAN.

Al parecer no había demasiada relación entre los hangares y la actividad explotada por el concesionario por lo que hasta podría resultar un costo para la firma que renovó el contrato para la explotación comercial.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El aeropuerto de Neuquén y una prórroga de la concesión a ciegas