Iniciaron acciones contra Bolivia por no cumplir con los envíos de gas

Lo confirmó el asesor de la Presidencia en temas energéticos, Ariel Kogan. Desde fines del mes pasado YPFB entrega al país menos gas que el mínimo fijado en el contrato.




Tal como adelantó Energía On, el gobierno inició acciones en contra de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) a raíz de los incumplimientos en el contrato de importación de gas natural desde ese país, ya que desde el pasado 22 de octubre los despacho hacia Argentina se mantienen por debajo del valor mínimo fijado en el contrato de importación.

La presentación del reclamo fue confirmada este mediodía por el asesor de la Presidencia en asuntos energéticos, Ariel Kogan, durante un encuentro virtual organizado por el Mercado Electrónico del Gas (Megsa).

En la cita, Kogan aseguró que Integración Energética Argentina (Ieasa), la exEnarsa, «ya reclamó la aplicación de la cláusula de deliver or pay a YPFB» a raíz de los menores volúmenes que se están despachando hacia el país. Y detalló que «ayer enviaron cerca de 6,8 millones de metros cúbicos», cuando el mínimo fijado en la adenda contractual vigente marca que debe ser de 8 millones de metros cúbicos por día.

El pedido de activación de la cláusula que significa «entrega o pago», implica que desde la petrolera de Bolivia se deberá compensar económicamente a Ieasa, la titular del contrato de importación de gas, por el menor volumen enviado.

Si bien el monto que desde el vecino país se deberá abonar no fue aclarado, y de hecho se modificará si desde YPFB se mantienen los despachos deficitarios, a la fecha ya son más de 10 millones de metros cúbicos de menos los que la firma boliviana lleva entregados, aunque la penalidad sería superior al equivalente a ese gas.

La presentación del reclamo se suma al clima de duras negociaciones que el gobierno, a través de Ieasa, lleva adelante con YPFB por la renovación del contrato de importación de gas, cuya adenda vigente finaliza el próximo 31 de diciembre.

Según trascendió desde Bolivia se busca reducir un 15% las entregas para los meses del invierno del año que viene ante la menor producción que vienen registrando, un recorte que obligará a Argentina a tener que compensar esa reducción con la importación de más gas natural licuado (GNL) por buque, que es mucho más costoso.

En ese sentido, Kogan explicó hoy que «no nos interesa importar gas en el verano sino en el invierno, y eso estamos viendo pero la negociación es dura, como ya vimos el año pasado».


Comentarios


Logo Rio Negro
Iniciaron acciones contra Bolivia por no cumplir con los envíos de gas