El aeropuerto neuquino quedó chico y espera obras

Al incrementarse la cantidad de vuelos diarios, la estación aérea se convierte en un caos durante las horas de mayor demanda. Los pasajeros forman largas filas para embarcar o retirar sus valijas. La ampliación del edificio estará terminada en 2019.



1
#

El complejo recibió en 2017 8.311 aterrizajes y se produjeron 8.329 despegues.(Foto: oscar livera )

2
#

La confitería una aliada indispensable para mitigar la espera.(Foto: oscar livera )

Casi 80 mil personas por mes transitan por el aeropuerto de Neuquén Presidente Perón. Aún falta más de un año para que las obras de ampliación que se ejecutan en el edificio se finalicen y las instalaciones actuales ya quedaron chicas para una demanda en crecimiento.

Durante los horarios de mayor circulación de pasajeros, los cien metros que separan la única garita de cobro del aeropuerto con la rotonda que está en el ingreso, desborda de vehículos y se forman largas filas.

En el predio interno el escaso espacio para estacionamiento que hay colapsa e impide una circulación fluida y segura. Mientras que los que quieren salir arman su fila y presionan con las bocinas para intentar abandonar el lugar antes de los quince minutos para evitar pagar la tarifa por uso de las dársenas.

Según datos anuales de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), el año pasado por el aeropuerto de la ciudad circularon 951.742 pasajeros, es decir un promedio de más de 2.100 personas por día. Además, especificaron que hubo 8.311 aterrizajes y 8.329 despegues.

Durante el mes de junio por el Presidente Perón pasaron 78.000 pasajeros. Esta cifra reveló un incremento del 8,9% por sobre el mismo mes del 2017.

Los pasajeros que transitaron por el aeropuerto de Neuquén en los primeros seis meses del año fueron 487.000. Y los que realizaron vuelos internacionales fueron 21.000.

Algunos de los aviones que llegan hoy al Presidente Perón son los modelos Airbus A320, Embraer E190 y el Boing 737 y 737 Max. Tienen una capacidad de entre 100 y 180 pasajeros.

La franja más complicada se percibe a partir de las 18:30. El caudal de gente aumenta considerablemente y el hall interior se torna un caos cuando se mezclan los arribos y las partidas.

A los viajeros se suman los familiares y amigos que esperan o despiden. Los embarques se hacen por un único sector donde se hacen largas filas de impacientes viajeros. Y una vez dentro, hay un espacio aún más pequeño donde los asientos no dan abasto y los pasajeros esperan incómodos la autorización de abordar. Una vez que las puertas se abren los pasajeros deben atravesar parte de la pista a pie para llegar al avión.

Y los que recién aterrizan deben esperar aproximadamente 30 minutos en la sala de arribos para que la única cinta transportadora comience a girar y a exhibir las valijas de cada uno.

“Río Negro” dialogó con empleados del aeropuerto que pidieron reservar su identidad y dieron su testimonio de cómo se ve desde adentro la falta de espacio. Uno de ellos manifestó que: “un aeropuerto que en sus inicios solía recibir dos vuelos por día con aproximadamente 120 personas cada uno, hoy recibe 12 vuelos promedio, con aviones de entre 168 y 180 pasajeros. Y muchas veces se juntan tres vuelos, lo que complica mucho la situación”.

Además agregaron que el exceso de pasajeros se puede ver cuando se junta el abordaje de más de una empresa. “El aeropuerto tiene un solo escáner, y el problema es cuando se juntan más de una empresa para abordar. Una vez que pasan por ahí, quedan a la espera del vuelo en un espacio que no está listo para soportar más de un vuelo por vez”, agregó otro de los empleados.

Las obras de ampliación tienen como objetivo resolver estas situaciones, pero todavía habrá que esperar por lo menos un año más para que se terminen.

En números

En la actualidad, en la pista neuquina aterrizan y despegan 12 vuelos diarios. Cada avión que arriba o parte traslada entre 168 y 180 pasajeros.

Seis mil metros cuadrados nuevos

Las obras de ampliación del aeropuerto de Neuquén Capital fueron anunciadas en febrero de este año anticipando una inversión superior a los 600 millones de pesos.

Abarcan alrededor de 6.000m2 nuevos y estarán listos en su totalidad para noviembre del año que viene, según estimó el Gerente General de Aeropuertos Neuquén (ANSA), Juan Manuel Marceno.

“Todas las obras de alguna forma ya comenzaron y la más avanzada es la planta de tratamiento de efluentes, que si todo sale bien en un mes estará lista”, expresó.

Entre otras obras, se va a agregar un embarque de cabotaje internacional, una sala de equipajes con tres cintas, dos pasarelas telescópicas y balizamiento led.

Con la inversión y los trabajos que se están llevando adelante va a quedar un aeropuerto de los más nuevos del país”.

Juan Manuel Marceno, gerente general de Aeropuertos Neuquén.

leelo en www.rionegro.com.ar

pasarelas telescópicas o mangas se incorporarán para el traslado de pasajeros desde y hacia los aviones.

2

Datos

951.742
pasajeros circularon el año pasado por la estación aérea de la ciudad de Neuquén. Unos 2.100 por día.
78.000
personas pasaron durante junio, superando el número del mismo mes de 2017.
600
millones de pesos es la inversión aproximada que se va a realizar en el aeropuerto neuquino. Habrá una sala de embarque internacional.
En la actualidad, en la pista neuquina aterrizan y despegan 12 vuelos diarios. Cada avión que arriba o parte traslada entre 168 y 180 pasajeros.
Con la inversión y los trabajos que se están llevando adelante va a quedar un aeropuerto de los más nuevos del país”.
leelo en www.rionegro.com.ar

Comentarios


El aeropuerto neuquino quedó chico y espera obras