El avión rescatado hará vuelos sanitarios en Río Negro

Operará en todo el territorio rionegrino para realizar derivaciones de urgencia. Hace 22 años y durante gestión radical, fue abandonado en un aerotaller de Neuquén.

El viejo Piper vuelve a cumplir tareas. (Foto: Marcelo Ochoa)

Lejos de tener fecha de caducidad o que su aluminio sea vendido como chatarra, un antiguo Piper Azteca fue remodelado a nuevo y equipado para hacer derivaciones sanitarias de urgencia dentro de Río Negro.

Apuntan a que el avión realice 30 vuelos mensuales con Unidad de Terapia Intensiva Móvil (UTIM).

La administración radical lo abandonó hace 22 años atrás en los aerotalleres de Neuquén. Luego de los trabajos para recuperarlo, se le dio autonomía para despegar y está instalado ahora en el aeropuerto Gobernador Castello de Viedma.

La aeronave es modelo 1971. Se incorporó a la flota de la Dirección de Aeronáutica de Río Negro cuatro años después. Su primer piloto fue el sanantoniense Ricardo Mieres.

La aeronave dejó de prestar servicios en 1994 cuando estaba a cargo del aeroclub Villa Regina, y a raíz de un desperfecto mecánico obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia en la pista de los aerotalleres navales de la base que la Armada Argentina posee en Comandante Espora, en cercanías de Bahía Blanca.

En 2005, los ya fallecidos legisladores justicialistas Carlos Peralta y Ademar Rodríguez visitaron los hangares del aerotaller donde estaba la máquina, con su matrícula LV JYL, propiedad del Estado rionegrino.

Allí constataron cierto desarme, ya que los motores fueron retirados para su verificación y cotización de los gastos de reparación. En ese momento, la reparación de ambos motores insumía unos de 76.500 dólares, poco menos que el costo total de la nave.

Ese mismo año, la Provincia recibió una intimación por el pago de 22.750 pesos para retirarla.

Cuando el empresario Carlos Rodríguez envió ese reclamo a Viedma, cuestionó además la falta de directivas claras en el sentido de concretar la reparación total de la aeronave, como se había acordado mediante la resolución 817 emitida en 1998 por el Ministerio de Gobierno.

El monto convenido en ese momento alcanzaba a un total de 76.510 dólares (la actual gestión en el acuerdo final reconoció 16,20 pesos de cotización), teniéndose que abonar un 50% al aceptar la propuesta y 50% contra entrega del avión “recorrido”, como se le llama en la jerga aeronáutica a los arreglos en forma integral.

Los trabajos incluyeron una profunda reparación de los dos motores Lycoming 540 turbo-alimentados, hélices, alas, tren de aterrizaje y pintado total; entre otras tareas.

“Si bien tiene limitaciones para operar de noche y su cabina no es presurizada, su versatilidad le permite operar en lugares más pequeños”, indicó a “Río Negro” el director de Aeronáutica provincial, José María Scheverin.

Está capacitada para maniobrar en una ruta (en caso de un siniestro) y realizan gestiones por la recuperación de pistas en Ñorquinco, Comallo o Cerro Policía, localidades que podrían ser beneficiadas con un servicio de urgencia y derivaciones hacia centros de alta complejidad médica como Viedma, Roca, Cipolletti o Bariloche”.

La coordinación de Emergencias y Desastres Sanitarios del Ministerio de Salud de Río Negro, a cargo de Miguel Ledesma, realizó en Neuquén una capacitación para su propio personal sobre traslados sanitarios en el Azteca que será equipado como para derivar pacientes críticos.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El avión rescatado hará vuelos sanitarios en Río Negro