El hospital de Allen ya funciona al 70 por ciento

A dos semanas de la inauguración oficial, el traslado de mobiliarios y consultorios del viejo edificio avanzó rápido. Faltan médicos.

Foto: gentileza

El nuevo hospital de Allen está funcionando ya al 70%, a algo más de dos semanas desde la inauguración oficial que hizo el gobernador Weretilneck. Solo resta trasladar del viejo edificio el área de administración, los consultorios externos y el lavadero. Desde el lunes pasado comenzó a trabajar la guardia, internación, sala de partos, quirófano, laboratorio, rayos, cocina, kinesiología, nutrición, otorrino y cardiología.

Más de 8000 personas se presentaron para cubrir los 69 puestos que ofertó el hospital. El personal seleccionado tras la convocaría que hizo el Ministerio de Salud se irá incorporando en breve, señaló Miriam Morales, directora del nosocomio.

Lo que más preocupa es la falta de médicos. Morales informó que se recibieron más currículum pero aún no tienen la cantidad suficiente.
La convocatoria para estos puestos sigue abierta. “El secretario de salud Daniel Aroca viajó a Buenos Aires para gestionar por más médicos para el hospital”, dijo la directora.

“Se reciben currículum de clínica médica, cardiólogos, generalistas, de pediatras y ginecólogos”, detalló. Para los puestos de enfermeros se habían convocado a 10 pero se seleccionaron 15. Morales destacó que “el personal se está esforzando mucho para poder satisfacer algunas necesidades, hasta tanto ingresen los nuevos profesionales”.

En cuanto a los sectores que falta que se trasladen, Morales dijo que en los próximos días se realizarán los cambios. “Lo que me preocupa antes de pasar la parte administrativa son los consultorios, nosotros podemos caminar no hay drama”, expresó.

“En estos días se realizará la mudanza de los consultorios externos, solo faltarían conectar algunos enchufes”, dijo. El nuevo centro médico tiene 6640 metros cuadrados de superficie en comparación con los 2200 metros del edificio donde funciona actualmente. El presupuesto fue de 247 millones de pesos provenientes de la renegociación de los contratos petroleros y está diseñado para atender la demanda por los próximos 20 años.

Morales informó que las antiguas instalaciones serán usadas como un edificio histórico. “La idea es conservarlo y allí funcionarán programas de salud, como el de adolescencia, VIH, un sector para cuidados paliativos.
Además, en las salas de internación y la guardia va a funcionar un área de seguridad ciudadana.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


El hospital de Allen ya funciona al 70 por ciento