El biodiésel finalmente fuera de EE. UU.

El gobierno de ese país confirmó en su boletín oficial los aranceles. El producto argentino pierde así su principal mercado.

#

Frontera cerrada. El biodiésel nacional deberá pagar un arancel prohibitivo para ingresar a EE. UU.

La confirmación llegó esta semana cuando se conoció la publicación en el Boletín Oficial de EE. UU. de la confirmación de los aranceles al biodiésel argentino: el combustible nacional queda afuera del mercado norteamericano, generando pérdidas millonarias y complicando la viabilidad de la producción en suelo argentino.

El Departamento de Comercio de EE. UU. había colocado en agosto aranceles a la importación de biodiésel argentino, del 57% en una primera instancia y del 72% más tarde. Es precisamente lo que se acaba de confirmar. El documento publicado por el gobierno estadounidense está rubricado por la International Trade Administration del Departamento de Comercio estadounidense, y explicita que luego de los estudios pertinentes se concluye que EE. UU. es perjudicado por los subsidios argentinos a la producción de biodiésel.

El gobierno argentino intentó solucionar el conflicto comercial por todas las vías diplomáticas disponibles. Una comitiva encabezada por el Secretario de Comercio Miguel Braun viajó a los EE. UU. en octubre para negociar la quita de los aranceles, y el propio Presidente de la Nación puso el tema en su agenda durante la visita a los EE. UU. en el mes de noviembre.

Tras el fracaso de las tratativas, el gobierno nacional decidió ceder, y dio un paso al que se había negado hasta diciembre. Se establecieron retenciones del 8% a la exportación de biodiésel, a fin de intentar equiparar la situación del combustible con la del poroto de soja, que paga un 30%. Ese es precisamente el punto del reclamo de los productores norteamericanos, que derivó en el arancel al bio combustible nacional. La medida no fue suficiente.

El resultado para la producción nacional, es la virtual exclusión del mercado norteamericano . Las ventas que se pierden, son de al menos u$s 1.200 millones. La apertura del mercado europeo, que quitó los aranceles en septiembre, compensaría al menos en parte el cierre del mercado norteamericano. Aun así, la producción de biodiésel ya cayó un 20% en el tercer trimestre de 2017, según datos del Indec.

El cierre del mercado norteamericano significa una pérdida de exportaciones por
u$s 1.200 millones, en el marco de un fuerte déficit comercial.

Datos

El cierre del mercado norteamericano significa una pérdida de exportaciones por
u$s 1.200 millones, en el marco de un fuerte déficit comercial.

Comentarios


El biodiésel finalmente fuera de EE. UU.