El caos político se apodera de Ecuador

El presidente Correa avaló con la Fuerza el fallo del tribunal electoral que destituyó a 57 diputados que rechazaban el plebiscito para una Asamblea Constituyente.



#

El Congreso ecuatoriano permaneció custodiado para evitar

QUITO (AFP) - El presidente de Ecuador, Rafael Correa, dijo ayer que la oposición fue vencida y que avanza de manera "irreversible" hacia una Asamblea Constituyente, un día después que la corte electoral destituyera a 57 congresistas de la coalición de derecha acusándolos de obstruir ese proceso.

"Vamos a esa Asamblea, ya están vencidos, hagan lo que hagan la consulta popular es irreversible y la Constituyente también", dijo el socialista Correa al hablar ante una multitud desde un balcón del Palacio de Carondelet (sede del gobierno), como motivo del Día Internacional de la Mujer. "Cómo se han equivocado estas mafias políticas que creyeron que con un Congreso iban a poder hacer lo que les daba gana. Se acabaron los impostores y los farsantes", agregó el mandatario, tras la destitución de más de la mitad de los legisladores del Congreso de 100 diputados.

Correa remarcó que la Constituyente -cuya instalación se definirá en un plebiscito convocado para el 15 de abril por el Tribunal Supremo Electoral (TSE)- "es irreversible por más que los estertores de la partidocracia clamen para evitarlo".

Medio millar de policías acordonaron ayer la sede del Congreso de Ecuador para impedir el ingreso de los diputados destituidos . El gobierno socialista ecuatoriano estimó que la crisis política que afecta al país no afectará su imagen internacional y reiteró que pretende una "revolución y transformación profunda".

Rafael Correa tomó posesión el 15 de enero pasado y promueve una Constituyente para elaborar una nueva Carta Política e insertar a Ecuador en el socialismo del siglo XXI que impulsa su amigo y aliado, el mandatario de Venezuela Hugo Chávez.

Por falta de quórum, la sesión legislativa de ayer fue cancelada, aunque los destituidos dijeron que no aceptarán la decisión del TSE y deliberarán en una sede alterna. "El Congreso no es un edificio, lo conformamos los diputados que seguimos siendo nosotros", aseguró Gloria Gallardo, jefe de la bancada del PRIAN, primera fuerza parlamentaria. Aunque Gallardo anunció que los diputados acudirían al hemiciclo para denunciar la "dictadura" de Correa, sólo unos pocos de los legisladores se agolparon allí. Gallardo dijo que detrás de la medida del TSE están Correa y su homólogo venezolano, Hugo Chávez.


Comentarios


El caos político se apodera de Ecuador