El CEI San Ignacio resurge de las cenizas

Tras el devastador incendio del 24 de agosto, el Centro de Educación Integral San Ignacio, ubicado a orillas del río Chimehuín, ya tiene asegurado un nuevo edificio. Fue posible por una alianza entre la Fundación Cruzada Patagónica y la firma Chevron Argentina, que hará las obras.



#

Los planos del nuevo CEI San Ignacio. Amplitud, comodidad y modernidad. Con más razón ahora, será escuela agrotécnica modelo. La alianza que hizo posible el sueño de la reconstrucción. La imagen más angustiante el incendio que destruyó todo ya es un mal recuerdo.

JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- Como una suerte de mitológica “Ave Fénix”, el Centro de Educación Integral San Ignacio está empeñado en renacer de las cenizas.

La Fundación Cruzada Patagónica y la empresa Chevron Argentina anunciaron ayer desde el valle de San Cabao, a orillas del río Chimehuín, el inicio del proyecto de construcción del nuevo edificio escolar, como respuesta a las devastadoras consecuencias del incendio que destruyó por completo las instalaciones el pasado 24 de agosto.

El CEI San Ignacio tiene una trayectoria de 25 años educando a 210 jóvenes en situación de riesgo, y también brinda educación en sus hogares a 70 adultos pertenecientes a comunidades rurales sin oportunidades educativas.

La institución agrotécnica es considerada un modelo de escuela en su tipo.

La obra, que abarcará la construcción del edificio escolar y cubrirá una superficie aproximada a los 1.300 metros cuadrados, será liderada por Chevron en alianza con Fundación Cruzada Patagónica, se consignó ayer.

La reconstrucción y remodelación tiene como objetivo dotar de “mayor funcionalidad y comodidad a la escuela, contemplando altos estándares de calidad y seguridad en la infraestructura, de acuerdo con las exigencias globales de Chevron”, se explicó.

El proyecto “no sólo generará empleo en su etapa de construcción, sino que además dejará un importante valor agregado de formación a los trabajadores locales en términos de los lineamientos de seguridad industrial que rigen los proyectos de construcción de la industria petrolera”, dijeron los impulsores de la iniciativa.

“La educación es la base de una comunidad fuerte. Por esta razón, Chevron tiene el compromiso de hacer contribuciones importantes al sistema educativo de las comunidades en que opera. Emprender la construcción de este edificio escolar con la Fundación Cruzada Patagónica, institución con la que tenemos una importante trayectoria de logros mancomunados, es un compromiso que asumimos con orgullo y sentido de urgencia”, dijo Ian Partridge, presidente de Chevron Argentina.

En ese sentido, Partridge apuntó que “el Centro de Educación Integral San Ignacio es una institución clave en el desarrollo de las capacidades humanas de los pobladores rurales de la provincia del Neuquén”.

Asimismo, se indicó que esta propuesta constituye el esfuerzo de mayor envergadura del plan de inversión social de Chevron, desde que la empresa comenzó sus actividades en la Argentina, y “refuerza una vez más su compromiso con la educación y la construcción de capacidades en las comunidades en las que opera”.


Comentarios


El CEI San Ignacio resurge de las cenizas