El Colón en General Roca17-5-03

El 15 de noviembre del año pasado se cumplieron 25 años de un también memorable acontecimiento cultural, que no tiene precedentes en la Patagonia. Ese día tuvo lugar el estreno de la ópera de Henry Purcell, "Dido y Eneas", por la Agrupación Coral de General Roca, con el Conjunto Vocal de Cámara del Neuquén, la Orquesta de Cámara de Buenos Aires y los solistas Myrtha Garbarini, Leonor Angelini, Osvaldo Césari y otros. Dirección de Juan Schultis. Régie: Constantino Juri. Escenografía: Luis Diego Pedreira. Coreografía: Inés Carretero. En el Club del Progreso de General Roca. Hemos copiado el encabezamiento de la nota firmada por Gerardo Fernández, uno de los más importantes críticos de la especialidad para el diario "La Opinión" (17 de noviembre de 1977). De común acuerdo entre quien firma esta nota, a cargo de la sección cultural, y el doctor Julio Rajneri, director de "Río Negro", se hizo posible el traslado del especialista a esta ciudad, cuyo resultado fue la crítica que insertamos en este comentario.

El día anterior al estreno, el ensayo general contó con la presencia de escolares y estudiantes que pudieron apreciar, la gran mayoría por lo menos, la puesta en escena de una realización tan singular como una ópera en este medio. El maestro Schultis se encargó de los comentarios didácticos para facilitar la comprensión del juvenil auditorio. El Club del Progreso se convirtió de esta manera en receptor de un acontecimiento teatral totalizador, síntesis de teatro y música como es la ópera. Vale la pena transcribir el comentario de Gerardo Fernández sobre el acontecimiento:

"Elevado nivel de profesionalismo en General Roca".

"Dido y Eneas" y las bondades de una afistada agrupación".

"Las propias circunstancias de su composición (el hecho de que Purcell la haya escrito en 1689 por encargo para un aristocrático colegio de señoritas y de que la obra no haya sido representada profesionalmente hasta 1895, año del bicentenario de la muerte del autor) han hecho de Dido y Eneas una ópera especialmente accesible para conjuntos de aficionados y quizá por ello fue elegida por la Agrupación Coral de General Roca para su octavo concierto anual.

"Pero si algo demostró el montaje de Dido y Eneas fue el grado de profesionalismo que han alcanzado algunos coros del interior de la República, y éste en particular. Sus intervenciones fueron en todo momento impecables de estilo, de intención y de versatilidad vocal y temperamental, hasta convertir a la Agrupación Coral, reforzada por el Conjunto Vocal de Cámara del Neuquén, en la auténtica triunfadora de la velada.

"Los demás aspectos de la representación fueron más desparejos, aunque siempre observaron un nivel que no descendió de la corrección. Bajo la batuta de Juan Schultis, la Orquesta de Cámara de Buenos Aires sonó dinámica, siempre precisa en sus tempi y resultó una excelente apoyatura para el coro y los cantantes. Menos afortunadas parecieron, en cambio, las contribuciones de Luis Diego Pedreira en una escenografía de una síntesis peligrosamente parecida a la pobreza imaginativa; de Constantino Juri en una régie convencional, sin rasgo alguno de personalidad, y de Inés Carretero en una coreografía imprecisa de estilo y de torpe realización.

"Entre los cantantes se destacó netamente la Dido de Myrtha Garbarini, especialmente eficaz en la media voz y en los graves, y con una comunicatividad dramática que le permitió resolver a entera satisfacción la célebre área final ("When I Am Laid in Earth"), demostrando por qué ésta se cuenta entre las páginas más excelsas de toda la literatura lírica. A su lado palidecieron Leonor Angelini, que comenzó muy insegura y luego se fue afirmando hasta conseguir una mayor comodidad en sus agilidades y especialmente Osvaldo Césari, un inadmisible Eneas.

"Más allá de sus muchos logros y sus escasos renuncios, lo que sin duda importa es la magnitud de la empresa cultural emprendida, del servicio hecho a la comunidad, ofreciéndole una obra maestra de la música". "La opinión, 1977".

No es exagerado calificar como memorable el acontecimiento por los recursos empleados y la magnitud del emprendimiento.

José Manuel García


Comentarios


El Colón en General Roca17-5-03