El coronavirus hizo crecer un 27% las muertes en Río Negro

La pandemia dejó su huella a fuego en las estadísticas sanitarias. Fue la principal causa de los decesos en la provincia, por encima de las enfermedades oncológicas.




Durante el año pasado murieron 5.564 personas en la provincia de Río Negro, un 26,8% más que el año anterior. El crecimiento se explica por los 1.153 decesos provocados por el coronavirus.

En la otra punta de la existencia humana, la cantidad de nacimientos, cuyo registro viene bajando en la provincia desde 2016, fue un 11% menor entre 2020 y 2021.

El crecimiento vegetativo de la población, que era constante hasta mediados de la década pasada, terminó de quebrarse en 2020 con una tasa de defunción alta y una de nacimientos baja.

En 2012 la diferencia entre los nacimientos y los decesos era del 67%: 11.285 contra 3.695 muertes. El año pasado, ese coeficiente fue de tan sólo el 31%: 8.098 contra 5.564. La información está en las llamadas “estadísticas vitales” que publica año a año el ministerio de Salud de la provincia.

El trabajo toma los decesos totales y le desagrega las muertes después del año (la mortalidad fetal, perinatal o infantil van por otros carriles). De las 5.506 “muertes generales” registradas el año pasado, 1.153 corresponden a “enfermedad respiratoria aguda debida al nuevo Coronavirus SARS-CoV-2 -(Covid-19)”. Fue la principal causa de muerte en el año: casi en el 21%, cuando lo dominante años anteriores habían sido los “tumores”.

En la clasificación que hace el ministerio de Salud, del total de muertes por Coronavirus, 673 correspondieron a varones (el 58,37%) y 480 a mujeres (el 41,63%).

Los números de las muertes de pacientes contagiados con el virus no imitan los de los decesos totales. De hecho, la mayor cantidad de defunciones en general se concentra entre los mayores de 80 años (el 35% de los mayores de 1 año) pero los que tienen “conoravirus” en la partida de defunción fueron mayoría en la franja entre los 70 y los 79 años (el 31%).

El director del hospital de Bariloche, Leonardo Gil, le contó a Río Negro que en el servicio de Terapia Intensiva pretenden realizar un trabajo estadístico un poco más profundo y retrospectivo con el fin de determinar de qué se murió la gente en las últimas décadas.

El médico dijo que las cifras que muestran los cuadros tienen completa correlación con lo que se vivió en 2020 en hospitales y sanatorios, donde las Terapias Intensivas no daban abasto para tratar de salvarles la vida a los pacientes contagiados con el virus.

Gil dijo que al menos en Bariloche no hubo el año pasado, como consecuencia de la cuarentena, un aporte importante de las muertes por accidentes de tránsito al total general.


Comentarios


El coronavirus hizo crecer un 27% las muertes en Río Negro