El crucero noruego varado en la Antártida derramó petróleo

El crucero de bandera noruega Nordkapp, que encalló el martes en el noroeste de la Península Antártica, derramó combustible en la Isla Decepción -un área natural protegida con importantes colonias de animales marinos- y generó una mancha en el mar que según fuentes españolas llegaría a los 5 kilómetros de extensión.

Mariano Mémoli, Director Nacional del Antártico, confirmó a Télam el reporte de la base española Gabriel de Castilla, cuyos científicos observaron ayer a la mañana «trazas de hidrocarburos» a lo largo de cinco kilómetros de la costa de la bahía interior de la isla, que forma parte del archipiélago de las Shetland. El fuel oil también fue detectado por el personal de la base argentina Isla Decepción, que se encuentra a un kilómetro y medio de la Gabriel de Castilla, con cuyos científicos suelen trabajar en conjunto, ya que son los dos únicos asentamientos del área. Los argentinos y españoles comenzaron a analizar ayer las manchas que llegaron a la costa y a diseñar las tareas para la limpieza del lugar, según informó Mémoli, quien se mostró preocupado por el derrame, que podría afectar a la flora y fauna del lugar, al cual calificó como «una región prístina».

En Isla Decepción hay dos importantes colonias de pingüinos, que según los expertos se encuentran entre las más pobladas del área. En las costas se pueden observar miles de pingüinos «barbijo» (con una franja negra bajo la cabeza) y «papúa» (con un característico pico rojo). Allí también viven gaviotas, cormoranes y lobos marinos.

La Armada de Chile, por su parte, comunicó que hay dos buques de esa bandera -un rompehielos y un remolcador- cerca de la isla, aunque el mal clima les había impedido entrar a la bahía.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios