El cuidado de los chicos



Cómo se crían y crecen los chicos en la inestabilidad.

Benyacar recuerda: Un niño articula siempre su punto de partida (sus padres) y su grupo social. “Yo vengo de ellos y por ellos”, puede decir un niño pensando en su familia más directa, y “existo para ellos, con ellos y hacia ellos”, al referirse a la comunidad donde se mueve.

Es así como el chico puede desarrollar su capacidad de idear proyectos y su posibilidad de concretarlos. “Cuando sea grande seré esto, tendré esto y haré lo otro…”.

Cuando esta posibilidad se distorsiona y el niño no es tomado como una persona deseante, que necesita, que no puede decir “yo propongo” porque no hay nadie que le diga “yo te necesito, acá, en este lugar, para esta cosa”, al chico sólo le quedará su propio cuerpo. Para él sólo habrá sensaciones corporales; salidas místicas, fanáticas y/o desesperanzadoras. “Y esto no es una cuestión psíquica, es social. Es una cuestión de todo el mundo”.


Comentarios


El cuidado de los chicos