El Diego se fue

El Diego murió, un ángel perdido,

clamando hacia el cielo algo de atención.

Hijo del dolor, estrella de un sol que ha caído lejos.

Símbolo divino, un dios sin destino

cayendo en la trampa de un sistema indigno.

El Diego se fue, ¿calmará su fuego

en el mismo centro del fuego sagrado

en la pronta aurora?

Que descanse el ángel, que calme su grito,

un rey sin castillo, los goles no calman

los seres perdidos.

Rueda la pelota, el Diego se fue,

rueda hacia el olvido.

Roberto Savasta

DNI 14.251.572

Bariloche


Comentarios


El Diego se fue