El dólar cotiza desde hoy a 1,40 pesos y habrá control de precios

La Argentina pasará a partir de hoy a tener un dólar oficial que cotizará a 1,40 pesos, y otro libre, cuyo valor será «muy parecido al oficial», anunció anoche el ministro de Economía, Jorge Remes Lenicov.

La nueva cotización representa una devaluación del peso del 28,57% y pone fin a casi once años de paridad uno a uno fijada por la ley de Convertibilidad y doce de mercado libre en el país.

Previo a su conferencia, Remes Lenicov trató de llevar tranquilidad al frente externo. Se comunicó con las autoridades del FMI, a quienes pidió que acepten el tipo de cambio dual por cuatro o cinco meses. El ministro de Economía dijo: «Ellos me contaron que filosóficamente lo mejor es la flotación de la moneda, pero les pido que tengan consideración y que así como hace 11 años aceptaron la convertibilidad, ahora bien pueden aceptar el tipo de cambio dual por cuatro o cinco meses».

Desde la Casa Blanca, en tanto, se insistió con el mismo pedido: «Sustentabilidad y reformas políticas». Hoy, el gobierno pondrá principal atención a la respuesta que den los mercados al nuevo programa.

Poco después de que el Senado diera sanción definitiva a la ley de Emergencia Económica, Remes salió al ruedo a brindar explicaciones complementarias al nuevo paquete legislativo.

En ese sentido, precisó que «no habrá controles de precios» y que hoy se comenzará a estudiar la salida paulatina de las restricciones bancarias dispuestas en el decreto del «corralito», y admitió que el tope mensual para las cajas de ahorro salariales podría elevarse a 1.500 pesos, equivalentes a 1.071 dólares al tipo de cambio oficial.

Asimismo, aseguró que con la pesificación de los créditos pactados en dólares se mantendrán las cláusulas contractuales, por lo que los realizados a tasa fija no tendrán aumento de intereses.

Remes señaló que el país padece una «depresión creciente», un «transitorio proceso de cesación de pagos» y «una falta de instrumentos de política monetaria», por lo que se trazó como «objetivos de cortísimo plazo» el sinceramiento de la situación y la reducción «al máximo de las incertidumbres».

Asimismo, Remes se fijó para el bimestre enero-febrero seis puntos principales:

• La política cambiaria

• La política monetaria: en el curso de esta semana se avanzará en la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, para que vuelva a ser prestamista de última instancia. Asimismo, se fijará la regla monetaria, es decir la pauta de emisión de pesos para todo el año.

• La semana próxima se intentará concluir el Presupuesto 2002, con las premisas de atención de las demandas sociales y el equilibrio fiscal.

• Una vez completados los aspectos anteriores, se negociará con el FMI y otros organismos internacionales.

• Se fijará el programa social y alimentario.

• Se analizará una nueva ley de Coparticipación Federal.

Remes Lenicov dijo que el primer objetivo de su gestión será «destrabar el proceso de producción» en el país y «crear las condiciones para retomar la senda del crecimiento». También señaló que pretende reconstruir las herramientas tradicionales de política económica, como la monetaria, fiscal y cambiaria, aunque insistió que en este momento la prioridad es «revertir la crisis».

El ministro puntualizó que el sector petrolero será el único al que se le aplicará derechos de exportación (no adelantó la alícuota no), a los efectos de conformar el fondo de compensación para los bancos que sufran un perjuicio con la pesificación.

Al respecto, remarcó que «el agro no tendrá ningún derecho» de exportación. El ministro aseguró que con el anterior rumbo económico «hubiera sido un milagro» volver a crecer, y tras señalar que la Argentina pretende «ser como los otros países», aseveró que «no queremos volver a inventar la pólvora», en obvia alusión a la convertibilidad.

En relación a las inversiones extranjeras en el país, el titular del Palacio de Hacienda, admitió que «hubo presiones» aunque señaló que no atendió ninguno de los reclamos que intentaron acercarle.»Hubieron presiones pero entendemos que en una situación tan grave todos tienen que hacer un esfuerzo. Los pobres vienen haciéndolo hace cuatro años. Hoy pedimos a los más ricos, los más fuertes, que nos apoyen y que tengan un criterio solidario», expresó.

En cuanto a la posibilidad de éxito de esas presiones, Remes señaló que por su experiencia en la función pública bonaerense «uno sabe cuándo atender el teléfono y cuando no». Igualmente anticipó que «vamos a charlar» con las empresas.

Tras anunciar que creará una unidad especial para renegociar los contratos de empresas privatizadas, Remes Lenicov señaló que enviará los nuevos acuerdos al Congreso para su aprobación.

En relación a la remarcación de precios, el ministro admitió que se pueden estar produciendo, aunque aseguró que a partir de la competencia «tenderán a equilibrarse en un nivel razonable».

En ese sentido, llamó a los empresarios a «actuar con responsabilidad». (DyN, Reuters y AR)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora