El fútbol español está de luto



A causa de un infarto fulminante, falleció Dani Jarque, el capitán del Espanyol, mientras se encontraba concentrado con su equipo en Italia, confirmó la entidad catalana.

“El jugador blanquiazul ha fallecido a causa de una asistolia”, informó el club blanquiazul en un comunicado, en el que señaló que el médico del club intentó reanimar sin éxito al jugador. “Fue un infarto fulminante”, indicó el consejero delegado del área deportiva del Espanyol, Germán de la Cruz, a la televisión La Sexta, tras conocerse el fallecimiento del futbolista.

El jugador, de 26 años, murió en su habitación del hotel de concentración en la localidad italiana de Coverciano, mientras hablaba con su pareja. “Estaba conversando con su compañera, de pronto se sintió mal, se lo comunicó a ella, y dejó de hablar. Su compañera se puso en contacto con el hotel, avisó de lo que estaba sucediendo, pero ya no había nada que hacer”, añadió De la Cruz.

El Espanyol tenía previsto jugar hoy un partido amistoso contra el Bolonia en Rimini, pero tras el fallecimiento del defensor, ha decidido poner término a su estancia de pretemporada en Italia y regresar a Barcelona

Jarque, al que Raúl Tamudo había cedido la capitanía este verano, creció como futbolista en el Espanyol, con cuyo primer equipo debutó en 2002 y la pasada temporada había disputado 36 partidos, marcando dos goles en el equipo que dirige el argentino Mauricio Pochettino.


Comentarios


El fútbol español está de luto