El gobierno arranca con las reformas sociales



PARÍS (DPA).- El nuevo gobierno francés emprenderá profundas reformas políticas y sociales a pesar de la difícil situación presupuestaria y cumplirá así con las promesas electorales del presidente François Hollande, anunció el primer ministro Jean-Marc Ayrault. “No vamos a retirar nada”, dijo Ayrault en su primera declaración de gobierno. Además, aseguró que se mantendrá el objetivo de reducir el déficit presupuestario, que supera el límite establecido por la Unión Europea (UE). Entre las promesas electorales del socialista Hollande estaba, entre otras, la suspensión del aumento al impuesto al valor añadido, previsto por el antecesor Nicolas Sarkozy, así como la introducción del derecho a casarse y a adoptar para las parejas homosexuales. Además se prometió gravar con mayor dureza a las personas de mayores ingresos, las instituciones financieras y las grandes empresas para dotar de dinero fresco al Estado. Para que fluya dinero fresco a las arcas estatales, habrá un impuesto del 75% para los ingresos de más de un millón de euros. Tras el discurso de Ayrault, la Asamblea Nacional le expresó su confianza por gran mayoría: 301 representantes a favor y 225 en contra.


Comentarios


El gobierno arranca con las reformas sociales