El Instituto Balseiro premia a jóvenes innovadores

Este viernes se define qué proyecto de base tecnológica se lleva el premio mayor. Llegaron a la instancia final seis equipos que deberán defender sus propuestas ante el jurado.



El concurso IB50K cumple su novena edición. En la imagen, los finalistas de 2018. Archivo IB.

El concurso IB50K cumple su novena edición. En la imagen, los finalistas de 2018. Archivo IB.

Seis proyectos de jóvenes emprendedores vinculados a la salud, el medio ambiente y la agricultura se disputan el premio mayor del concurso IB50K, que destaca la innovación tecnológica.

El concurso del Instituto Balseiro dispone de 50.000 dólares en premios y tras un proceso de selección, el jurado definió los seis finalistas que deberán defender su proyecto el viernes en una jornada extensa en la que también se realizará un ciclo de charlas para emprendedores.

También se realizará el evento Experiencia IB50K, abierto a la comunidad, que será una ocasión para experimentar en vivo y en directo el desafío de trabajar en equipo, compartir capacidades y contribuir a generar una red que sustente la puesta en valor del conocimiento.

El Instituto Balseiro organiza el concurso con el apoyo de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo junto al auspicio de diversas instituciones y empresas.

IB50K es un concurso de planes de negocios con base tecnológica organizado por el Instituto Balseiro, dependiente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y la Universidad Nacional de Cuyo .

Los objetivos del concurso son fomentar la creación y/o desarrollo de empresas de innovación tecnológica, promover la capacidad emprendedora de alumnos y jóvenes profesionales, e impulsar el desarrollo tecnológico- industrial del país.

Cada equipo que participa y que llegó a la instancia final tiene al menos la mitad de sus integrantes jóvenes menores de 35 años, quienes deben ser estudiantes o graduados de universidades argentinas.


Los proyectos


Uno de las propuestas finalistas es Glucoar, un medidor no invasivo de glucemia. En la reseña, los creadores señalaron que se busca terminar con la forma tradicional de realizar el control de glucemia mediante la cual el individuo debe pinchar su dedo, extraer una gota de sangre, depositarla en una tira reactiva y analizarla.

El proyecto i-M2C (Multiparameter Monitoring and Control) es una estación de control de (bio)procesos modular y versátil que puede adaptarse a las diferentes necesidades del sector industrial y científico-académico.

Otro de los finalistas es Biosensor, un dispositivo para la detección en plantas cítricas de la enfermedad HuangLongBing, que es una patología letal de esas variedades de frutas y que hasta el momento no existe un método que la elimine.

Piovotech, es un desarrollo de una plataforma alternativa para el screening de fármacos contra el cáncer que permite obtener resultados confiables a grandes escalas de análisis y en forma más económica, rápida y con mejor tasa de éxito en la aprobación de ensayos ya que implementa el principio de las 3R (refinar, remplazar y reducir el uso de animales para experimentación) establecido por la Unión Europea.

La quinta iniciativa en competencia se denomina DeepAgro, que desarrolla un sistema de aplicación selectiva de herbicidas, mediante un software, en busca de disminuir el uso de agroquímicos. Esto permite ahorrar costos y cuidar el medio ambiente.

Por último, el proyecto denominado 24/7, es un equipo que desarrolla un Sistema de Manejo de Riesgo de Fatiga que permite ofrecer a empresas un servicio para el monitoreo y gestión de riesgos asociados a errores por fatiga.


Comentarios


El Instituto Balseiro premia a jóvenes innovadores