El intenso calor avivó 14 incendios en Bariloche

Los de mayor magnitud fueron en el vertedero, el cerro Carbón y en Villa Tacul donde a la noche se reavivó por el viento. La temperatura máxima de ayer fue de 33,5°C.



1/2
El humo negro del vertedero asomaba detrás del cerro Otto. (Foto: Alfredo Leiva)

El humo negro del vertedero asomaba detrás del cerro Otto. (Foto: Alfredo Leiva)

2/2
La columna de humo afectó a varios barrios de la ciudad. (Foto: Alfredo Leiva)

La columna de humo afectó a varios barrios de la ciudad. (Foto: Alfredo Leiva)

Con una temperatura máxima de 33,5°C y un registro de viento moderado, brigadistas de cuarteles de bomberos y el Splif debieron asistir este sábado 14 focos de incendios en distintos puntos de la ciudad.

La Subsecretaría de Protección Civil re,marcó la “preocupación” ante la sucesión de focos entre las 15 y las 23 aunque el de mayor magnitud y visibilidad se concentró en el basural a cielo abierto cuyo humo denso afectó a cientos de familias de los barrios aledaños.

El primero de los hechos se registró a partir de un incendio de pastizales en el Km 15 de la avenida Bustillo. Minutos más tarde se denunció la aparición de fuego en un galpón del barrio Las Marías. En forma paralela otro incendio de pastizales se desató en el barrio Vivero, en cercanías al complejo deportivo de la  Asociación de Fútbol Libre.

Pasadas las 17 se tomó conocimiento de una columna de humo en el camino a Cascada de Los Duendes; un incendio de pastizales en Beschtedt y Mange; y una nueva columna de humo en Mange y John O´Connor.

A las 18:15 se desató un incendio en el predio del vertedero municipal. De inmediato el personal municipal trabajó con dos palas cargadoras y cuatro camiones para sofocar las llamas con tierra. Desde Protección Civil se constató que el fuego podía propagarse hacia la ladera del cerro Otto y por eso se solicitó la presencia del Splif, informó la municipalidad.

Desde la cumbre del cerro Otto se podía observar el humo. (Foto: Alfredo Leiva)

El organismo provincial fue el encargado de prestar colaboración y activar los medios aéreos del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), que dispuso de un avión hidrante y un helicóptero para que actúen sobre la zona de mayor peligro.

En paralelo, los operadores de Protección Civil recibieron un pedido de auxilio por focos de incendio de pastizales en la excantera de ramas, y un incendio en el predio de las cabañas Nahuel Hue. También se atendió a una columna de humo en cercanías al barrio El Frutillar.

Otro caso de importancia se sucedió a las 19:20 a partir de dos focos de incendio en el cerro Carbón. En ese lugar el personal de la Policía de Río Negro detuvo a un motociclista que circulaba por la zona y que se encontraba en actitud sospechosa. La denuncia de un grupo de vecinos alertó a los uniformados.

Hacia la noche se registraron una columna de humo en Campichuelo y Miramar, ruta de Circunvalación, fogones mal apagados en cercanías al Puente Negro en Villa Los Coihues, y un incendio forestal en Villa Tacul.

Luego de haberse extinguido el incendio de Villa Tacul, hubo un rebrote por el viento y Bomberos Campanario regresó al lugar para un nuevo enfriamiento. El guardabosque municipal del Parque Llao LLao, realizó una revisión periódica de la zona para informar de cualquier cambio en la zona debido al viento.

A las 23 se declaró un nuevo foco de incendio en la calle Rivadavia del barrio Vivero. Posteriormente se acudió a una quema en el km 5,500 de la avenida Bustillo, y pasada la medianoche se denunció la presencia de personas que quitaron madera del puente de entrada a Los Coihues para realizar una fogata.

La subsecretaria de Protección Civil,  Patricia Díaz, destacó las actuaciones del personal del Splif y Bomberos de diversos cuarteles.

Colaboraron además en la contingencia, el Servicio Nacional de Manejo del Fuego con medios aéreos, la Policía de Río Negro, a la Policía Federal y Gendarmería Nacional.


Comentarios


El intenso calor avivó 14 incendios en Bariloche