El Ipross gasta en remedios unos 180 millones de pesos al mes

El nuevo sistema de controles y empadronamiento le permitió a la obra social de los estatales rionegrinos estimar con mayor precisión dónde, cuándo y en quiénes se realizan las erogaciones.



El uso indebido de los antibióticos tiene consecuencias sobre la salud de la población. (archivo)

El uso indebido de los antibióticos tiene consecuencias sobre la salud de la población. (archivo)

Los nuevos controles aplicados sobre la compra de medicamentos en el Instituto Provincial del Seguro de Salud (Ipross) permitieron saber que la obra social paga un total de $179.571.537 al mes.

El balance inicial sobre la flamante y rigurosa reforma habilitada el uno de octubre pasado indica que en especialidades de alto costo (oncológicos e insumos de internación incorporados por licitación pública) la suma llega a $101.190.020.

Los $ 78.381.517 restantes están vinculados a especialidades farmacéuticas adquiridas en bocas de expendio privadas por pacientes ambulatorios, crónicos y planes especiales. El consumo por afiliado representa $ 497,16 en promedio, sobre un padrón de 155.000.

Los cálculos surgieron de las estadísticas oficiales con el objetivo de obtener mayor previsibilidad en el costo de esas prestaciones.

Según las cifras del primer mes se facturaron mayores volúmenes respecto de meses anteriores, con un 5% más sobre agosto y un 4% más en setiembre, tomando en cuenta el proceso inflacionario y el precio del mercado en el momento de la venta.

En setiembre, financió el 58% del total de los productos vendidos en farmacias, y con el sistema en marcha en el transcurso del mes pasado ascendió al 62%.

En la obra social provincial sostienen que este esquema muestra ahora qué stock vende cada farmacia. Respecto de patologías crónicas y planes especiales, se advirtió que son la mayor erogación, como la epilepsia y la diabetes. De este modo, se ubicaron en los primeros lugares, de acuerdo a los cálculos oficiales.

El promedio asignado por mes por un afiliado con epilepsia es de $4.893 y otro con diabetes, $3.406. En este marco, buscando ordenar los gastos, se supo que hay 17.000 afiliados reempadronados con enfermedades crónicas y planes especiales. Antes de iniciarse la nueva operatoria, el Ipross desconocía la cantidad, de acuerdo a algunos trascendidos, con un solo llamado telefónico se incluía a los afiliados dentro de esos sectores específicos.

“La verificación es importante y significa que ahora la obra social sabe cuál es la población enferma que está dentro, qué consumen los crónicos y quienes son beneficiarios de planes especiales”, destacó la titular interina de la obra social, Andrea Escudero.

La funcionaria consideró que “es muy posible que haya más afiliados porque el reempadronamiento continuará por unos días”.

La reinscripción seguirá hasta el 31 de diciembre para los afiliados con patologías crónicas, diabetes, epilepsia, discapacidad y oncológicos (tratamiento ambulatorio del dolor). La única documentación que deben presentar es el formulario de empadronamiento completo y los estudios respaldatorios o historia clínica.

En la actualidad, es obligatorio para las farmacias informar las distintas opciones de cobertura y es un derecho del afiliado poder elegir entre las distintas marcas del medicamento recetado por su médico, se recalcó en forma oficial.

Las cuatro ciudades más grandes de la Provincia -Viedma, General Roca, Cipolletti y Bariloche- acumulan el 58% del consumo total en medicamentos.

La inversión promedio mensual en medicamentos por afiliado de cualquiera de estas localidades asciende a $543 por mes, oscilando entre $677 en Viedma (35% más que en otras ciudades) y $419 en Bariloche.

Respecto de los altos montos de Viedma, donde se concentran 22.000 afiliados, en la obra social no hay certeza sobre este fenómeno.

Si bien la actual gestión proyectaba aplicar este mecanismo desde el año pasado y retomar la auditoría del servicio prestado, la validación de las recetas estaban en poder del colegio profesional provincial. Las autoridades se vieron obligadas a apurar la recuperación tras el escándalo ante la presunta estafa de $ 58 millones por parte de cinco farmacias del Alto Valle, en consecuencia la reformulación prestacional exigió otro convenio con los farmacéuticos.


Comentarios


El Ipross gasta en remedios unos 180 millones de pesos al mes