El líder de Al Qaeda en Pakistán murió en un tiroteo



ISLAMABAD (AFP).- Las fuerzas de seguridad paquistaníes mataron ayer a Amjad Farooqi, el hombre fuerte de Al Qaeda en Pakistán, supuestamente implicado en el intento de asesinato del presidente Pervez Musharraf y acusado por el secuestro y ejecución del periodista estadounidense Daniel Pearl, informó un ministro.

Farooqi, por cuya captura las autoridades ofrecían una recompensa de 330. 000 dólares, murió en un tiroteo con las fuerzas de seguridad en Nawabshah, en la sureña provincia de Sindh, señaló una fuente oficial, que pidió el anonimato.

“Hemos detenido a varios cómplices de Farooqi”, dijo la fuente.

Para el presidente Musharraf, Farooqi era el “cerebro paquistaní” del atentado del 25 de diciembre perpetrado por dos kamikazes contra el séquito presidencial, que se saldó con más de una docena de muertos.

El atentado se produjo después de la destrucción de un puente en otro intento de asesinar a Musharraf cuando se dirigía a su residencia militar oficial cerca de la ciudad de Rawalpindi.

Farooqi era el hombre de la red terrorista Al Qaeda en Pakistán y estuvo implicado en el secuestro y posterior ejecución de Daniel Pearl, corresponsal del diario estadounidense Wall Street Journal en Karachi, a principios del 2002, aseguró la fuente.

Los responsables de la seguridad lo describen como un “terrorista operativo inteligentísimo y esquivo”, un cerebro que creó células de militantes independientes entre sí con diferentes funciones.

Farooqi era un cercano socio del libio Abu Faraj Farj, jefe operacional de Al Qaeda en la región, que hasta ahora ha escapado a la batida nacional de las fuerzas de seguridad para su captura.


Comentarios


El líder de Al Qaeda en Pakistán murió en un tiroteo