El mercado de acciones sufrió la alta volatilidad

La incertidumbre que alcanzó a los inversores se hizo sentir. Algunas empresas lograron cerrar el año con buenos números pero otras tuvieron un claro derrumbe.




La Bolsa de Nueva York cerró operaciones varios días a raíz de las corridas.

La Bolsa de Nueva York cerró operaciones varios días a raíz de las corridas.

Por Alfredo Jaramillo

Si el mercado de bonos de las empresas energéticas tuvo un año exitoso, no se puede decir lo mismo sobre el mercado de renta variable: las acciones de las empresas energéticas padecieron la volatilidad y tuvieron variaciones significativas que oscilaron a lo largo del año.

De las empresas que cotizan en el panel Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, algunas consiguieron terminar en terreno positivo, como en el caso de YPF.

La petrolera de mayoría estatal cerró el 2019 con un suba de 66,4% en el año, y la firma Capex con un aumento de 19,5%. La energética encabezada por Marcelo Mindlín, Pampa Energía, evitó por poco los números rojos y terminó el año con una suba del 0,2%.

Otras empresas, en cambio, sobre todo aquellas vinculadas a la provisión de servicios públicos, no lograron amortiguar el impacto que causó la incertidumbre entre los inversores y terminaron el 2019 con fuertes retrocesos.

Los casos más rotundos son los de Edenor, que cayó 56,8% en el año, y Metrogas, que retrocedió 43,4%.

Transportadora Gas del Sur (TGS) también mostró un desempeño negativo durante buena parte del 2019, pero al igual que Pampa Energía optó por una estrategia que le permitió cerrar con un balance positivo: la recompra de acciones.

Gracias a que utilizó recursos de caja para destinarlos a hacer subir el valor de sus propias acciones en la bolsa, consiguió terminar el año con una suba del 5%.

En números

56,8%
fue la caída que en el año pasado tuvieron las acciones de Edenor. Fue el peor desempeño del 2019.

La asunción de Alberto Fernández como presidente de la Nación días atrás, y la buena acogida que tuvo entre los acreedores de Argentina la propuesta para la renegociación de la deuda, parecen haber causado un renovado shock de confianza en los activos argentinos durante el último mes del año, lo que derivó en un rebote de las acciones.

La habilidad del nuevo gobierno nacional para llevar adelante las negociaciones y alcanzar un acuerdo con sus acreedores, sumado a la gestión de la economía local y el éxito en la reducción del déficit público, serán las que finalmente determinen la suerte de la cotización de las empresas en el año que está comenzando.


Comentarios


El mercado de acciones sufrió la alta volatilidad