El oasis informático



Sin dudas, la actual crisis mundial ha repercutido en los cimientos de la economía global. Una oportunidad para alivianar esos efectos es la nueva convocatoria de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, a través del Fondo Fiduciario de Promoción de la Industria del Software (Fonsoft), creado por la ley 25.922 de Promoción de la Industria del Software, reglamentado por el decreto 1.594/2004.

Con anterioridad, la ley 25.856 del 2003 dispuso que la actividad de producción de software se la debe considerar como una actividad productiva de transformación, asimilable a una actividad industrial, a los efectos de la percepción de beneficios impositivos, crediticios y de cualquier otro tipo que se fijen para la industria por parte del gobierno nacional.

Esta nueva convocatoria para el financiamiento de proyectos de software está dirigida a las empresas unipersonales que no tengan más de veinticuatro meses de antigüedad desde su inscripción al momento del cierre de la convocatoria, y a sociedades que no tengan más de veinticuatro meses desde su formación al cierre de la misma.

El financiamiento es de un monto de hasta pesos ciento cincuenta mil ($ 150.000) y en ningún caso estas subvenciones podrán exceder el 50% del costo total del proyecto.

El Fonsoft financia proyectos de:

– Investigación y desarrollo relacionados con las actividades como la creación, diseño, desarrollo, producción e implementación comprendidas en el régimen de promoción y puesta a punto de los sistemas de software.

– Programas de nivel terciario o superior para la capacitación de recursos humanos.

– Programas para la mejora en la calidad de los procesos de creación, diseño, desarrollo y producción de software y

– Programas de asistencia para la constitución de nuevos emprendimientos.

Destaco, como acierto, que tanto la ley como el Fondo Fiduciario creado buscan promover el espíritu emprendedor dentro del sector de software y servicios informáticos, y colaborar con la constitución de nuevas empresas comerciales dentro del sector y la consolidación de las ya existentes. Esta convocatoria estará abierta hasta las 12 del miércoles 22 de abril de 2009.

En síntesis: beneficios impositivos, financiamiento para el desarrollo de proyectos, equiparación del software a la actividad industrial, estímulo para los emprendedores y corajudos o para las empresas existentes que batallan día a día, son el oasis informático en el medio del desierto de la crisis mundial.

 

MARCELO CAMPETELLA

(*) Abogado

Instituto de Derecho Informático Colegio de Abogados General Roca

estudiocampetella@yahoo.com.ar


Comentarios


El oasis informático