El Paseo de la Vía, la nueva opción verde de Roca

La parquización del trayecto ferroviario unirá Gómez con Stefenelli



ROCA (AR).- En poco tiempo más comenzarán los trabajos de construcción del “Paseo de la Vía” de Roca.

Los objetivos son, por un lado, recuperar un espacio necesario para comunicar la ciudad y, por el otro, conformar un circuito cultural y recreativo similar al ya conocido “Paseo del Canalito”.

La obra incluirá parquización; nuevas luminarias; y una ciclo vía con sectores de descanso, que creará un lazo directo entre el centro y los barrios del oeste, y Padre Stefenelli, hacia el este. Además, las estaciones de tren de J.J. Gómez y Roca serán recuperadas como espacios artísticos fijos.

El comienzo de los trabajos está pautado para principios de marzo, aunque desde la Secretaría de Obras públicas de Roca se aseguró que intentarán adelantarlos para febrero.

El anteproyecto del “Paseo de la Vía” fue presentado a fines de noviembre, a partir de un convenio entre la municipalidad y la empresa “Ferrosur Roca S.A.”. En ese momento, las partes se comprometieron -en una colaboración mutua- para culminar con el nuevo espacio antes de septiembre de 2005. Según se informó, se calcula que el proyecto final estará listo para mediados del mes próximo.

Salvo algunas excepciones, el acuerdo plantea que los materiales serán provistos por la empresa ferroviaria; mientras que el municipio roquense aportará la estructura de la secretaría de Obras Públicas para los trabajos, además de coordinar el proyecto.

En primer lugar, si bien a ambos lados de la vía en una gran parte del trayecto que va desde Gómez hasta Stefenelli, principalmente en la zona del centro de Roca, posee riego y está parquizado, el objetivo inicial es realizar una reestructuración del espacio.

En primer lugar, además de extender el césped hasta los límites del paseo, se planea una forestación general que multiplicará la cantidad de árboles actuales, aunque no se sabe el número exacto. Tal cosa se definirá una vez que se concluyan las obras iniciales, es decir, luego de la instalación del nuevo sistema de riego. Este comprenderá, además de la colocación de cañerías, aspersores y bombas en los lugares en los que no haga falta, un cambio en el sentido de la irrigación de agua (ver aparte).

Las ciclovías son la apuesta fuerte del proyecto. Se cree que provocarán u ordenamiento en el tránsito, a partir de la desviación de los ciclistas a una zona segura para circular. Además, la cint de 1,5 metros de ancho y 12 centímetros de espesor, proporcionará una vía directa de comunicación entre la zona de chacras, barrios periféricos, galpones de empaque y el centro de la ciudad. Para mayor seguridad, se está evaluando un sistema de iluminación acorde a las expectativas, ya que en el anteproyecto no estaba contemplada esta variable.

Además, entre Mendoza y Austria, con la ciclovía en ambos sentidos, se creará un circuito rectangular de 2.500 metros, con descansos y una estructura especialmente orientada al entrenamiento deportivo.

Los límites del paseo serán, al este, la calle Carlos Gardel, pasando la estación de trenes de Stefenelli, frente al Roca Rugby Club; y al oeste, la calle Damas Patricias.

En concreto, la obra recuperará las construcciones del centro y completará el recorrido en los lugares en los que en este momento están aislados. Esto quiere decir que la parte nueva será la que comprenden las cuadras entre Carlos Gardel y Lorenzo Vinter (1250 metros), Austria y Mendoza (1000 metros) y San Juan y Damas Patricias (400 metros).

Desde el municipio, esperan que el Paseo de la Vía sea un espacio recreativo con el que los roquenses puedan identificarse.

ROCA (AR).- Actualmente, los aspersores no sólo llegan al césped de los costados de las vías sino que, o riegan las calles y veredas, incluyendo a los peatones que caminan por el lugar, o mojan los rieles del ferrocarril. Estas molestias están contempladas, pero es la única manera de cubrir todo el espacio verde. Con las modificaciones previstas, los aspersores se colocarán a pocos centímetros de las vías, en sentido opuesto, y llegarán hasta una canaleta al borde de la ciclovía, que impedirá que el agua llegue a la calle.

Según explicó Cerutti, el sistema actual tiene problemas en su concepción. Al trabajar en forma paralela y con irrigación semi-circular, si los aspersores no sobrepasaran los límites del césped, no regarían todo el predio, dejando sin agua a una parte del espacio verde. Esa es la razón por la que habitualmente se forman lagunas en las calles 9 de Julio y 25 de Mayo, ya que se sube la presión de las bombas para lograr el efecto.

Las reformas plantean una reubicación de los aspersores, pegados a las vías y con menos alcance, ya que la zona que no lleguen a irrigar será cubierta por otros, de menor alcance, posicionados a un lado de las ciclovías y de frente a los rieles. Además, en el lado interno del nuevo camino para bicicletas, se construirá una canaleta para el desagüe del riego.


Comentarios


El Paseo de la Vía, la nueva opción verde de Roca