El Plan Calor no incluirá piquillín ni chañar

Usarán la de frutales, fresnos y tamariscos para reemplazar la de piquillín (cara) y de chañar (escasa).



#

Los parajes de la Línea Sur recibirán los envíos de leña hasta el mes de septiembre.

Una primera caravana de camiones con leña enviados desde los centros de acopio son la punta de lanza del Plan Calor 2018, que prevé asistir a los pobladores de la Línea Sur.

Ahora, las temperaturas extremas que reinan en pequeñas localidades y parajes se enfrentarán con leña local y distinta a las de otros repartos.

Se trata de la adquisición de troncos que provienen de frutales, fresnos, tamariscos y olmos en Valle Medio y Alto Valle. La zona andina aportará ñires y algo de piquillín. Así, se fue desestimando la compra de piquillín –considerado muy caro– y de chañar que escasea en la zona. Tampoco se buscaron caldenes en La Pampa.

Los funcionarios aclararon que la madera incorporada “tiene carácter duro” con el suficiente poder calorífico, desechándose por caso, la oferta de álamo.

Las entregas serían hasta setiembre próximo, de acuerdo al factor climático.

La población objetivo que prioriza el programa de atención son las madres solteras, ancianos y familias con integrantes con discapacidad, en tanto que la distribución de elementos combustibles irá desde hoy en un mayor grado de desarrollo en los sectores de mayor riesgo de la geografía rionegrina, como son las zonas altas y los sectores con mayor dificultad de transitabilidad.

El operativo se realiza a través del Ministerio de Desarrollo Social, contando con el aporte de Vialidad Rionegrina, el Sistema de Emergencias Sociales, la Secretaría de Energía, Defensa Civil e integrantes de 20 comisiones de fomento.

En el caso de la leña, se entrega a cada familia en bolsones de 20 kilogramos para facilitar su traslado con la intención de garantizar que las familias de los parajes y zonas rurales de la Línea Sur puedan afrontar las dificultades que se presenten por incidencia climática.

De la misma manera, el operativo contempla el suministro a los domicilios de aquellas familias que no cuentan con movilidad y se encuentran alejados del punto de distribución. Se crearon, en paralelo, grupos de conectados por Whatsapp, a fin de mejorar las comunicaciones.

A través del área de Emergencia Social, el Ministerio de Desarrollo Social hará un control exhaustivo de las entregas, adelantó a “Río Negro” el director de Emergencias de la Provincia, Raúl Iluminatti. Explicó que este año se modificó la metodología de trabajo para tener “un mayor control” de los gastos de leña con la distribución de los bolsones.

Dos millones de

kilos de leña

$ 20 millones. La inversión en el plan, un 20% más que el año anterior en la compra de dos millones de kilos de leña, otros nueve millones de pesos en la adquisición de garrafas y suministro de gas en “garrafones”.

$ 4 millones. Los aportes a las comisiones de fomento.


Comentarios


El Plan Calor no incluirá piquillín ni chañar