El Primer Color y Festilagos: música y buena vibra en la montaña

La escena indie se muda a la cordillera neuquina para pasar el verano. San Martín de los Andes y Villa La Angostura serán los escenarios de dos festivales con lo mejor de la música independiente regional y nacional.



1915. La banda de San Isidro encabeza el line up de ambos festivales.

1915. La banda de San Isidro encabeza el line up de ambos festivales.

La escena emergente recupera la cordillera como lugar para pasar el verano. El próximo sábado, en Sana Martín de los Andes, tendrá lugar una nueva edición del festival “El Primer Color”. Y al siguiente fin de semana, en Villa La Angostura, se desarrollará un nuevo Festilagos, desde el viernes 24 hasta el domingo 26 .
La quinta edición de “El Primer Color” será nuevamente en el predio de Fundación Catalina con el apoyo de Artefactum Productora. Pero, a diferencia de ediciones anteriores, habrá que pagar para entrar. Anticipados, los tickets costarán 500 pesos y en puerta, 600 pesos.
“Este año es el primero que vamos a hacer con entrada paga porque no hay tanto apoyo municipal, ni del Estado, así que es la única forma de bancarlo”, explicó al respecto Javier Araya, organizador del festival.
“Va a ser en el mismo lugar que el año pasado que estuvo muy bueno, nos cambió mucho hacerlo en un lugar que no sea la plaza. Van a ser, de nuevo, 14 bandas, un solo día y con dos escenarios”, agregó el productor sobre esta nueva edición.

El Primer Color: un festival con historia
El line up de ambos escenarios incluirá bandas locales, regionales pero también algunas que llegarán desde Buenos Aires.
“Hay muchas bandas de la región y de San Martín. Esta Movimientos y El Peligro de los Vientos de Neuquén; Fede Ingolotti y Los Afectos, y Ponele de San Martín de los Andes; Aluvias y Ella Tiene Una Ventana en su Pecho de Bariloche”, confió Araya.

Movimientos, la banda neuquina será parte de El Primer Color, en San Martín de los Andes.


“Después de Buenos Aires hay un par de bandas que están tocando bastante y sonando en festivales como Silvestre y La Naranja, 1915, Isla Mujeres”, agregó sobre las bandas protagonistas del festival.
Pero eso no será todo también sonarán los grupos Dharma y Flora, Cosmo, Montoro, Marton Marton y La Rueda Itinerante. Y, además, durante el festival habrá Dj Sets protagonizados por los músicos Diego Chamorro y Gastón Delucca.
También, en el predio, habrá una feria gastronómica con foodtrucks y cerveza artesanal, y feria de diseñadores independientes.
“El año pasado estuvo increíble, fue uno de los más lindos hasta ahora, esperamos que este año se repita”, confió el organizador que se pone al hombro, por quinto año, la organización del festival.
Y así parece que lo piensa el público que según Araya “responde cada vez mejor”.

Este año, por primera vez vamos a cobrar entrada porque no hay tanto apoyo municipal ni del Estado, así que es la única forma de bancarlo”.

Javier Araya, organizador de El Primer Color.


“Hay gente que viene especialmente a ver el festival, que viene porque conoce, y gente que viene a dejarse sorprender, a ver que hay de nuevo. Esta bueno posicionarnos en ese lugar que la gente confía en que lo que traemos va a estar bueno”, agregó el responsable de El Primer Color.
El ya clásico festival sanmartinense tiene dos objetivos básicos: mantenerse y seguir consolidándose.
“Intentamos seguir haciéndolo, mantenernos, que no nos gane por falta de apoyo o por cansancio”, sostuvo Araya al respecto.
Y agregó: “la aspiración más es seguir consolidando una escena regional porque somos todos pueblos chicos y es muy difícil que haya escenas locales. Esta bueno esto que cada vez estamos más conectados con las bandas y los productores. Trascendimos un poco las ciudades, nos conocemos, sabemos en que estamos”.

Isla Mujeres, una de las bandas más interesantes
que tendrán los festivales cordilleranos este verano.


Y, tal vez, ahí radica la importancia de este tipo de festivales. Llegaron para crear los espacios que faltaban para la música emergente.
“Muchas bandas que vienen, a raíz de esto, generan fechas en otros lados, tanto las que vienen como las de la zona. Por eso está bueno ese intercambio. Para lo que es la consolidación de una escena, también está bueno que los locales se queden con los contactos para salir a tocar a otros lugares”, cerró el organizador de “El Primer Color”
Las entradas anticipadas se pueden conseguir a través de Tickethoy, en cerveceria Wemul, y en Pizza Bar y De La grieta.

Días de Festilagos
El 24, 25 y 26 de enero la Plaza de los Pioneros de Villa La Angostura vibrará al ritmo de las bandas que le darán vida a las cuarta edición del Festilagos.
Acru, 1915, Silvestre y La Naranja, Isla Mujeres, Amor Elefante, son algunas de las apuestas musicales de este año en el que el festival sumará un día más de programación.
Pero también sonarán Padawvn & Ussi, Valessa, Rey Mapache, La Lona Montoro, El Peligro de los Vientos, Julieta Rimoldi, Emilia Inclan, QDQ, Ondro, Snook, Tini Sheibon, Chimango, Amor Gilette y animales Exóticos Desamparados.
Además, como ya es usual, se le dará un espacio a la corriente cultural del hip hop de la localidad incluyendo la convocante competencia de rap “Rima Pionera”.
Festilagos surge debido a la gran cantidad de jóvenes de Villa La Angostura y alrededores que se dedican a alguna de las incontables ramas del arte y la gran ausencia de espacios para la expresión de las mismas.
Es por esto que además de las bandas, se podrá apreciar el arte de diferentes expositores y audiovisuales durante las tres jornadas.

El cupo femenino, una ley vigente

Desde fines de 2019 está vigente la ley de Cupo Femenino que garantiza la participación de mujeres dentro de las grillas de los festivales en todo el país. Por lo menos el 30% de la grilla tiene que estar integrada por artistas mujeres o disidentes.
Y así será, por ejemplo, en el festival “El Primer Color”.
“Este año nos costó un poco cubrirlo, habíamos estado hablando con algunas bandas que por algún motivo se cayeron. Finalmente lo logramos, son 4 de las 14 que participan”, contó Javier Araya, organizador del festival de San Martín de los Andes.
Y agregó: “en el festival siempre tratamos de estar pendientes de eso, en las ediciones anteriores, un poco más o un poco menos, pero siempre estuvimos ahí. Un poco se fue dando naturalmente por el tipo de música y un poco por inquietud propia. Este año que salió como ley y que es obligatorio nos dimos cuenta que hay como un déficit y está bueno intentar estimular con el festival”.


Comentarios


El Primer Color y Festilagos: música y buena vibra en la montaña