El procurador de Río Negro pidió la destitución de la jueza de El Bolsón

"Nunca había solicitado la destitución de un magistrado. En este caso, lo hago frente al daño producido, frente a la falta de respeto a los compañeros de trabajo y sin que exista arrepentimiento de esa cuestión”, dijo Jorge Crespo en la audiencia de alegatos.

El procurador Jorge Crespo solicitó la destitución de la jueza Erika Fontela y su inhabilitación. La magistrada está acusada por presuntos graves desarreglos de conducta y mal desempeño en sus funciones en el Juzgado de El Bolsón.

“La doctora fue designada en 2015, a través de un concurso. Ahí se evaluó su perfil, su temple, sus características jurídicas y personales para ocupar este cargo. Hoy ustedes tienen posibilidad de revaluar esa situación”, indicó Crespo en la audiencia de alegatos de esta mañana.

Insistió en que “nunca había solicitado la destitución de un magistrado. En este caso particular, lo hago frente al daño producido, frente a la falta de respeto a los compañeros de trabajo y sin que exista arrepentimiento de esa cuestión”.

Durante su argumentación que se extendió por una hora y media, Crespo manifestó: “Una testigo dijo se vivía una situación de terror. ¿Dónde? En un juzgado de la provincia. Nada, absolutamente nada justifica el maltrato o destrato a un compañero de trabajo. Ni de una jueza, un procurador, empleado. Nada justifica el maltrato y al ser una jueza de la provincia, la apuesta se redobla”.

Crespo dijo que “cada una de mis expresiones y afirmaciones están contenidas en video filmaciones que obran en la causa y que pueden ser corroboradas por distintos consejeros y el señor presidente”, refiriéndose a las declaraciones de los testigos, los informes técnicos y los certificados médicos.

“Hay testigos que dijeron que el juzgado, en ese momento, tenía determinadas falencias. Como todo juzgado nuevo, no tenía equipamiento necesario para funcionar. Pero acá, nace una pregunta: ¿esta falta de recursos habilita al maltrato y al destrato de los empleados por parte de la autoridad del juzgado? No lo habilita y este Ministerio Público no lo consiente”, cuestionó Crespo.

También se refirió a la declaración de Fontela “en la que reconoció que su lenguaje frente a sus empleados no era el adecuado y puede haber causado daño pero sin quererlo”.

Crespo recalcó que una de las empleadas “terminó con licencia por las agresiones que sufría en el Juzgado. Terminó medicada y renunciando a su cargo. No se puede poner en duda lo que testigos expresaron. Pagaron con el cuerpo lo que decían con la boca frente a ustedes”. También mencionó el relato de otra empleada que dijo “haber recibido insultos, malos tratos y persecución constante”.

“Estamos hablando de una jueza de la provincia que usa estas expresiones para destratar a sus empleados”, señaló el procurador.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora