El proyecto del reactor Carem, afectado por los recortes

La senadora y presidenta de la Comisión de Ciencia, Silvina García Larraburu, dijo que está virtualmente paralizado. Unas 130 personas trabajan en el proyecto desde el Centro Atómico Bariloche.





El proyecto de desarrollo y construcción del reactor Carem de la Comisión Nacional de Energía Atómica, que cuenta con más de un centenar de trabajadores en Bariloche abocados a esa misión, sufre los recortes del gobierno nacional.

La situación de incertidumbre de este proyecto científico forma parte de los reclamos del gremio ATE y de entidades de profesiones y científicos de Bariloche que la semana pasada se manifestaron en las calles de la ciudad.

También la senadora Silvina García Larraburu, presidenta de la Comisión de Ciencia, advirtió por el crítico panorama del proyecto Carem (que se emplazará en la provincia de Buenos Aires aunque trabajan desde Bariloche) y señaló que hasta abril fueron “casi nulas” las transferencias de fondos de la CNEA para el fideicomiso de este proyecto.

“Si bien hay destinados para ese proyecto $498 millones un 77 % menos que el año anterior en términos reales, las autoridades de la Subsecretaría de Energía Nuclear decidieron que la obra se financie a través del Programa Participación Público Privada (PPP) con muy pocos aportes del Estado. El resultado es que la obra avanza muy lentamente, con muchas dificultades y se encuentra virtualmente paralizada”, afirmó García Larraburu.

El Carem es un reactor ideal para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o polos fabriles con alto consumo de energía y ofrece también otras prestaciones, como una eficiente fuente de alimentación de plantas de desalinización de agua de mar o la provisión de vapor para diversos usos industriales”, informaron desde el Centro Atómico Bariloche donde trabajan en este proyecto 130 personas.

“Una vez más vemos que los anuncios no se condicen con la realidad desperdiciando una ventana de oportunidad que tiene Argentina para el desarrollo de esta nueva fuente de energía para el uso en zonas aisladas y de ser exportadores de esta tecnología de punta con posibilidad de fabricarse en serie y que otras naciones quieren imitar”, cuestionó García Larraburu que instó a “retomar una política orientada al desarrollo científico”.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El proyecto del reactor Carem, afectado por los recortes