El sucesor de “Bebote” y la interna



#

El ataque a tiros que puso a César “Loquillo” Rodríguez al borde de la muerte se produjo menos de una semana después de haber amenazado con tomar la sede “por asalto” porque la nueva jefa de seguridad. “Ayer Loquillo vino a la sede y pidió audiencia. Me negué. Entonces mandó a decir que si quería tomaba la sede por asalto”, contó Florencia Arietto, la flamante jefa de Seguridad de Independiente, en un reportaje concedido al periodista Gustavo Grabia y publicado en el diario deportivo Olé el jueves 6 de este mes. La abogada dijo haber llamado a la policía y a la Justicia y se levantó un acta y avisó en esa nota que al presidente Javier Cantero “le van a hacer operaciones todo el tiempo porque deja en falta al resto de la dirigencia”. En el hospital Fiorito había ayer una fuerte custodia para evitar que las internas tomen a ese centro asistencial como escenario de batalla. Si bien no hubo incidentes, allegados a Loquillo estuvieron en el hospital y hasta llegaron a adelantar que “esto no va a quedar así”. Loquillo quedó al frente de la barra de Independiente como sucesor de Pablo “Bebote” Alvarez, capo de la pesada con dominio absoluto del club, tribunas y con presencia imponente de los suyos en las asambleas durante la gestión de Julio Comparada. Bebote respondía a Hugo Moyano y la barra del Rojo fue la que mayor cantidad de hinchas fletó a Sudáfrica para el último Mundial. Era un pilar de las otrora kirchneristas Hinchadas Unidas Argentinas (HUA). Bebote fue al Mundial, pero las autoridades sudafricanas lo expulsaron y a las horas estaba de vuelta en la Argentina. Loquillo quedó al frente del grupo del Rojo. Un cronista de DyN escuchó a Bebote decir “estamos muertos” cuando los boca de urna preanunciaban que Cantero ganaba las elecciones. Alvarez, sin poder dentro del Rojo, vive Barcelona. Loquillo tomó la posta y cayó al poco tiempo.

La hinchada del Rojo, pilar de HUA.


Comentarios


El sucesor de “Bebote” y la interna