#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

El turismo extranjero crece en el país y en Bariloche

Los datos del Indec muestran un aumento a nivel global. Los chilenos llegaron masivamente a la cordillera.



Desde que se montaron las letras en la playa del centro, la postal atrae a miles de turistas todos los días. Foto: Alfredo Leiva

Desde que se montaron las letras en la playa del centro, la postal atrae a miles de turistas todos los días. Foto: Alfredo Leiva

En el último trimestre del año pasado nuestro país recibió una cifra de turistas del exterior superior a la de argentinos que viajaron fuera del territorio. En Bariloche la llegada de extranjeros se consolidó este verano, especialmente desde Chile.

Las patentes blancas de los autos tienen gran presencia por estos días en las calles de la ciudad, aunque desde Migraciones no dieron aún datos comparativos. Sí hay otro número que es elocuente: en enero hubo en Bariloche un 26% de turistas extranjeros de larga distancia, es decir por fuera de los países del Cono Sur.

Según las estadísticas de turismo internacional del Indec, “en diciembre de 2019, se estimaron 304.4000 llegadas de turistas no residentes a la Argentina, con un incremento interanual de 3,3%” y en todo el año fueron 3.065.2000 los arribos de no residentes, con un aumento de 11,1%.
“Las salidas al exterior, en diciembre, alcanzaron un total de 243.100 turistas residentes, cifra que registró un descenso interanual de 13%”, informó el Indec.

En todo el año “las salidas totalizaron 3.950.300 turistas residentes”, con una caída interanual de 11,9%.

“Estamos teniendo un muy buen verano”, le dijo a Río Negro el secretario de Turismo municipal, Gastón Burlón.

Una postal única. La Modesta Victoria llega al puerto Pañuelo, en el lago Nahuel Huapi. Foto: Alfredo Leiva

La ocupación de las plazas turísticas en Bariloche fue de un 75%, en promedio durante enero. Hay que tener en cuenta que la oferta de alojamientos creció además de un año a otro.

El 26% de aumento del turismo extranjero de larga distancia se explica por la mayor afluencia de españoles, norteamericanos y alemanes, pero también de israelíes, un mercado que se fue consolidando en la última década y hoy está en un punto de inflexión.

“Esto no es de casualidad, la demanda no se genera sola”, advirtió Burlón en alusión de la política de promoción del destino en países del hemisferio norte.

Turistas contemplan el lago Moreno, en el Circuito Chico de Bariloche. Foto: Alfredo Leiva

Condiciones


Los chilenos llegan a Bariloche, incluso desde la zona central del país, en busca de las bellezas de la zona cordillerana de Río Negro y Neuquén, pero también para aprovechar las condiciones del tipo de cambio. Nafta y alimentos más baratos, y hotelería accesible son un imán.

Incluso pueden verse grupos de chilenos en los supermercados en procura de vinos y bebidas alcohólicas a mejor precio que en su país.

Los servicios hoteleros en Argentina tienen una franja intermedia (están lejos de la alta gama, pero las prestaciones y las instalaciones son muy buenas) que es muy accesible y apreciado por los chilenos.

Hay otro aspecto destacado: los chilenos compran libros. El fenómeno es en parte por el precio accesible, pero también porque aquí se editan títulos que en Chile no se consiguen, confesó la vendedora de una de las librerías.
Burlón dijo que la llegada de turistas de nuestro país creció un asombroso 39% en enero y que los vuelos que llegan al aeropuerto de Bariloche tienen un promedio de 90% de ocupación de asientos.


Comentarios


El turismo extranjero crece en el país y en Bariloche