Emoción presidencial por el título

Fernando de la Rúa también tuvo tiempo para analizar el desempeño del conjunto "xeneize".



BUENOS AIRES (Infosic).- Hincha de Belgrano de Córdoba de nacimiento pero simpatizante de Boca Júniors por adopción, el presidente Fernando de la Rúa manifestó ayer su “alegría y emoción” por la coronación del equipo xeneize como Campeón del Mundo.

“Es una alegría para todos los argentinos porque es un equipo argentino que ha conseguido la copa. Acá estamos desde las 7 de la mañana siguiendo el partido y nos ha emocionado a todos. Es una cosa extraordinaria”, expresó el jefe del Estado al término del partido.

En declaraciones efectuadas en la Casa de Gobierno, De la Rúa dijo que la de ayer fue “una mañana de alegría” y pidió “a todos los argentinos, cualquiera sea el equipo del que sean hinchas, que celebren” por tratarse de un club argentino.

El presidente reconoció que sufrió “hasta el último minuto” pero remarcó que los dos goles conseguidos por Boca al inicio del partido fueron determinantes “porque ya no se pudo volver atrás” y que el triunfo sobre el Real Madrid “fue con todas las de la ley”.

En este sentido, De la Rúa envió felicitaciones para el delantero Martín Palermo, autor de los dos tantos de Boca, al volante Juan Román Riquelme, de quien dijo que “estuvo brillante”, al Director Técnico, Carlos Bianchi, “y a todos los muchachos”.

El mandatario mostró su felicidad por la actuación de Palermo, de quien dijo “que sufrió mucho por la lesión y ahora pudo mostrarle a todo el mundo su capacidad goleadora”.

Acto seguido, el presidente se tomó un minuto para analizar el desempeño del equipodirigido por Carlos Bianchi en el cotejo disputado en Tokio.

“Realmente fue un trabajo extraordinario, bien plantados los muchachos en la cancha. Se ha sufrido a lo largo del partido, pero arrancó con dos goles y ya no se pudo volver atrás. Así se consolidó el triunfo y nos han dado esta alegría”, manifestó el presidente.

Luego, el mandatario aceptó que vió los últimos minutos del partido “sufriendo, como pasa siempre, pero también esperando el tercero de Boca”.

El presidente también recordó que durante su última visita oficial a España pudo ver “la preocupación que había por este partido”.

En tanto, De la Rúa no descartó la posibilidad de agasajar en la Casa de Gobierno al plantel campeón del mundo cuando regrese al país, aunque aceptó que “primero vayan a la Bombonera para festejar con su gente”.

Por último reconoció que “suelo ir a la cancha a ver a Boca, pero hace mucho que no voy por la tarea que estoy desempeñando, donde me toca trabajar además los fines de semana”.

Voces

Cafiero lo consideró un respiro

El senador nacional del PJ, Antonio Cafiero, reconocido hincha de Boca resaltó ayer el título obtenido por el equipo argentino y lo definió como “un respiro para un país angustiado”.

“Por supuesto en este país, que está angustiado y que las cosas no nos satisfacen, bueno, esto es un respiro”, manifestó Cafiero tras la consagración xeneize.

El veterano senador justicialista dijo sentirse “muy feliz como tantos otros hinchas boquenses y en general yo diría con un poco de generosidad hacia todos los hinchas de la Argentina. ¿No?” “Porque nosotros sabemos de las rivalidades que existen en el fútbol argentino como en todas partes del mundo”, manifestó Cafiero.

“Mis nietos boquenses se tenían que ir al colegio por lo que no pude estar junto con ellos, pero en fin, esta es una fiesta que la disfruta por lo menos la mitad mas uno de la familia”, concluyó el senador justicialista.

Lorenzo y Rattín disfrutaron de la nueva conquista

El técnico ex campeón Intercontinental con Boca, Juan Carlos Lorenzo, y el otrora emblemático caudillo Antonio Ubaldo Rattín, sufrieron y gozaron con las alternativas del encuentro en el inusual escenario inusual del centro Cultural Japonés de Buenos Aires.

Rattín siguió las alternativas del encuentro moviéndose constantemente en la silla, tomándose la cabeza ante los subidas de Roberto Carlos, y en el segundo gol de Martín Palermo se le escaparon algunas lágrimas de emoción contenida. “Fue justo el resultado, tanto por la capacidad del equipo de Boca como por la sabiduría de Bianchi en la conducción”, manifestó Rattín.

Lorenzo estuvo más tranquilo durante el desarrollo del partido, ya que manifestó que lo veía en la piel de “un simpatizante más, no con la responsabilidad que tiene Bianchi en este momento” y que él padeció “hace ya más de dos décadas”.

Ambos espectadores de lujo declararon sentirse sorprendidos por las rápidas conquistas obtenidas por los boquenses.

Para Simón, los jugadores son héroes

El ex zaguero de Boca, Juan Simón, consideró que “este es uno de los momentos más gloriosos en la historia del club”.

Simón, representante de jugadores, opinó que “este plantel ya estaba en la historia de Boca con sus triunfos cosechados, pero ahora sus jugadores alcanzaron la categoría de héroes con el título intercontinental”.

Simón expresó también que “Boca fue un equipo muy sólido y los españoles, en tanto, dependieron mucho de sus individualidades”.

Por otra parte, Roberto Mouzo, ex defensor y uno de los campeones del mundo en 1978, dijo que el técnico “Carlos Bianchi una vez más acertó con el planteo previo e impuso diferencias técnicas con ello”.

El ex zaguero, quién pasó toda su carrera en Boca, señaló que no pudo dormir en toda la noche esperando el partido, y que se levantó a las cuatro para ir a pasear a sus dos perros y así despejarse un poco


Comentarios


Emoción presidencial por el título