En el 2001, más de 10.000 personas se radicaron en Neuquén

Empujadas por la crisis, miles de familias adoptaron la provincia como lugar de residencia. Buscan salud y educación. En el último trimestre, fueron 2.400 los cambios de domicilio registrados en la capital neuquina. Las autoridades reforzaron las exigencias para el trámite. La mayoría viene de Río Negro, Cuyo y Tucumán. Muchos se asientan en tierras fiscales.

Ver infograma

NEUQUEN (AN).- A pesar de contar con una restringida oferta de trabajo, la provincia de Neuquén aún atrae a migrantes de otras provincias y de países limítrofes. Según los datos de la dirección general del Registro Civil, 10.684 personas cambiaron su domicilio y fijaron su residencia en el territorio neuquino durante el año pasado. La tendencia registró una caída del 17,7% en el primer trimestre de este año con respecto a igual período de 2001. Aún así, suman 2.409 los trámites realizados hasta marzo último. Los neuquinos por adopción llegan empujados por las crisis de sus respectivas provincias, con la expectativa de acceder a la educación, salud y ayuda social que distribuye el gobierno.

El flujo migratorio puso en alerta a las autoridades neuquinas del Registro Civil que reforzaron las exigencias para cumplimentar el cambio de domicilio.

Hoy, se requiere un comprobante de impuestos, contrato de locación, o un certificado de domicilio extendido por la Policía con testigos. Antes alcanzaba sólo con solicitar el trámite y pagar los sellados.

La migración forzada tiene varias causales, aunque todas relacionadas con las crisis regionales que contribuyeron al quiebre de los sistemas educativos, de salud y la red social de sus provincias de origen.

En consecuencia, los asentamientos sobre tierras fiscales han proliferado en el conglomerado urbano que integran Neuquén capital, Plottier y Centenario.

Los registros de la dirección de Tierras del municipio de Neuquén, indican que hay 502 familias que viven en asentamientos, pero que deben ser reubicadas. Y 430 están instaladas sobre tierras usurpadas. Por otra parte, hay unas 1.600 familias inscriptas para acceder a un lote municipal.

En los anillos periféricos se instalan la gran mayoría de los recién llegados. Allí, donde abunda el salitre y el viento golpea sin descanso, donde casi no existen los servicios públicos, levantan sus precarias viviendas que serpentean sobre las bardas.

Desembarcan con la esperanza de conseguir una «changa» porque el empleo en Neuquén también está ausente. De todos modos, se conforman con ver a sus hijos integrados en el sistema educativo, con atención hospitalaria o arrancarle al gobierno provincial algún subsidio de 150 pesos o caja de alimentos, según los testimonios que obtuvo «Río Negro» en una recorrida por el lugar

Sobre ese escenario son presa fácil de los operadores políticos, que aseguran que gran parte de los nuevos pobladores son oriundos de Río Negro. Aunque también hay tucumanos, formoseños, mendocinos, integrados con extranjeros, sobre todo, bolivianos que reemplazaron las tradicionales olas inmigratorias provenientes de Chile.

La gran cantidad de migraciones «genera serios problemas en las áreas de salud y educación», aseguró el secretario general del Registro Civil, Jorge Lewit, quien recalcó que los cambios de domicilio disminuyeron en el período enero-marzo, en relación al mismo lapso del año pasado. No obstante, la migración dentro de la provincia duplica a la foránea (ver infografía).

Las autoridades provinciales aumentaron los controles, sobre todo, en la atención hospitalaria. Según los datos oficiales expuestos el miércoles pasado por el gobernador, Jorge Sobisch, el 25% de los pacientes que recibió tratamiento de alta complejidad en hospitales públicos tenía menos de dos meses de residencia en Neuquén. La salida de la convertibilidad ha beneficiado al gobierno neuquino que ha incrementado sus ingresos por regalías a raíz de la mejor cotización de las exportaciones de los recursos hidrocarburíferos. Pero Neuquén ya no ofrece fuentes de empleo como en la década pasada.

Jorge Villalobos

(Informes de Sebastián Lafón y Paula Gingins)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios