“En la inauguración me temblaron las piernas”

Rodríguez le contó a "Río Negro" lo que vive en Atenas. Se emocionó hasta con el control antidóping.



CIPOLLETTI (AC) – Pasaron unas horas de su participación en los Juegos Olímpicos. El cipoleño Gastón Rodríguez regresa a la Villa Olímpica, conforme con su rendimiento pero sabiendo que pudo haber nadado un poco más rápido. Entra en la sala de informática, revisa su casilla de correo electrónico y responde las preguntas de “Río Negro”.

¿Cuál es el balance de la prueba a varias horas de haber participado?

– Bastante positivo, ya que después de diecinueve horas de viaje, a sólo tres días de la prueba y con el desfile de inauguración que fue interminable, pensé que el desgaste iba a ser mucho mayor. Me hubiese gustado estar en una serie más fuerte para bajar mi marca. Me voy muy conforme por la actitud que puse en mi primer torneo internacional con los mejores del mundo.

¿Cuáles fueron tus sensaciones en ese momento?

– Las sensaciones eran muy normales. En ningún momento estuve nervioso y salí a buscar el triunfo de entrada, como en cualquier otro torneo.

¿Estás conforme con el tiempo?

– Para nada, estoy para nadar mucho menos que eso, y es lo que voy a buscar en diciembre. Vengo d cuatro torneos seguidos sin descanso y eso se siente.

¿Sentiste la presión de estar en los Juegos?

– El que asegura lo contrario es un mentiroso. Habían diez mil personas en el estadio y fue hermoso, una presión buena.

¿Cómo fue el marco?

-Imponente. Mucha gente, prensa, distinto a lo que estoy acostumbrado. Fue la primera vez que me hicieron control antidóping, una experiencia nueva y diferente a todo. La sala de precompetición, un infierno…

¿Cómo son tus días en Atenas?

– Bárbaros, nos vamos con Georgina (por Bardach) a tomar sol a la tarde y después entrenamos.

¿Estás cerca de las grandes figuras argentinas?

-Sí, con “Manu” (por Ginóbili), David (Nalbandian) y (Mariano) Zabaleta nos sentamos juntos para comer todos los días. David va bastante seguido a la pileta, Zabaleta es un genio, son personas admirables, es algo único poder compartir esto con ellos…

¿Qué es lo que más te impactó?

– La ceremonia de apertura. Me temblaron las piernas, no podía salir del túnel. Venía al lado de (Marcos) Milinkovic y de “Edu” (Otero). Fue algo imposible de describir con palabras. Cuando entró Grecia pensé que se venía el mundo abajo.

¿Y el deportista que más te llamó la atención?

– Yao Ming, nunca vi un ser humano tan impactante. Desde que empezaron los Juegos, la gente no lo deja ni caminar. Le piden fotos todo el tiempo.

 

Meolans y Bardach, para olvidar

Los cordobeses José Meolans y Georgina Bardach tuvieron una actuación para olvidar, ya que el primero sorprendió a propios y extraños con un frustrante sexto puesto en la serie clasificatoria de 100 metros libres, mientras que la única ganadora de una medalla argentina hasta el momento en los Juegos tampoco pudo acceder a las semifinales en los 200 mariposa.

“Me voy con mucha bronca porque no hice la marca que quería, ya que con ella habría clasificado. Después de entrenar durante tanto tiempo me apena esta eliminación”, confesó Meolans al término de su prueba.

“Pero no me debo quedar con esta amargura, sino ponerme a pensar en que el jueves debo pelear una medalla en los 50 metros libres. Por eso debo aprovechar muy bien estos dos días de descanso que tengo por delante”, completó.

La marca de Meolans en la novena serie clasificatoria fue de 49s 98/100, quedando a 71/100 de su mejor marca.

“Fue un mal tiempo el de José y me sorprendió mucho porque tuvo un entrenamiento parejo, muy bueno. No se enfermó, que siempre es algo que repercute negativamente en el físico. La verdad es que no entiendo que pasó”, confió Raúl, el padre de Meolans.

Por el lado de Bardach, la ganadora de la medalla de bronce en 400 medley, fue eliminada en la cuarta serie al ubicarse séptima con 2m 13s 68/100, si bien bajó en cinco centésimas su mejor marca no le alcanzó para meterse en las semifinales.

 

Phelps único: sumó dos oros más

El estadounidense Michael Phelps se apuntó ayer otros dos oros en su cuenta personal después de la cuarta jornada de natación en los Juegos de Atenas, con lo que supera al australiano Ian Thorpe, por 3 a 2.

El primer oro de ayer del norteamericano llegó en la primera final de la jornada, los 200 metros mariposa, en los que se impuso al japonés Takashi Yamamoto y el británico Stephen Parry.

El sueño de superar el récord de preseas doradas de su compatriota Mark Spitz, quien logró siete en Munich 1972, se esfumó el pasado lunes, pero su deseo de seguir acumulando medallas no parece haber disminuido.

Posteriormente, Phelps necesitó la colaboración de tres compatriotas para hacerse con su segunda medalla dorada, la tercera de oro y la quinta en general en lo que va de los Juegos.

En el 4×200 estilos, la final que cerró la jornada, el nadador abrió el camino hacia la victoria de su equipo, que sorprendió a los favoritos, los australianos.

Por su parte, Thorpe a duras penas consiguió clasificar para la final de los 100 libres. El “aussie” tiene ante sí la posibilidad de conseguir un histórico “hat trick” dorado en las especialidades de 100, 200 y 400 metros libres

El que sorpresivamente no pudo lograr un cupo en la final de 100 metros fue la estrella rusa Alexander Popov, doble campeón olímpico y del mundo en dos especialidades, quien fue superado por el “torpedo” por sólo dos centésimas.


Comentarios


"En la inauguración me temblaron las piernas"