En la región no crearán nuevos impuestos al viento

Pomona descartó aplicar una nueva tasa ya que la empresa Genneia paga una licencia comercial. En Neuquén el parque Vientos Neuquinos está exceptuado de todo tipo de cobro.




El parque eólico de Neuquén está en tierras provinciales y por ley fue exceptuado de todo impuesto local.

El parque eólico de Neuquén está en tierras provinciales y por ley fue exceptuado de todo impuesto local.

La polémica abierta en la industria energética a partir de que el Concejo Deliberante de Puerto Madryn ampliara el ejido municipal para poder aplicarle una serie de tasas a los parque eólicos que funcionan en la zona, encendió las señales de alarma en todo el sector por el temor de que sean más los municipios que decidan sumarse a lo que se conoce como el “impuesto al viento”.

Sin embargo, tanto en Río Negro como en Neuquén no se apoyarían medidas en ese sentido que graven a los parques eólicos en funcionamiento.

En la zona funcionan dos granjas renovables: la primera en entrar en operaciones fue el parque eólico Pomona 1 de la empresa Genneia, mientras que este año comenzó a inyectar energía el parque Vientos Neuquinos de la firma AES.

En este último caso, el complejo ubicado en la zona de Bajada Colorada se encuentra en tierras provinciales, por lo que no corresponde a ninguno de los municipios cercanos, que son Piedra del Águila y Picún Leufú.

Pero además, el presidente de la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADI-NQN), José Brillo, recordó que “por ley se ha exceptuado al proyecto de todos los impuestos provinciales”.

El parque eólico de Pomona genera energía limpia desde el año pasado.

El complejo cuenta con 29 aerogeneradores que permiten que tenga una potencia de 100 MW y para cuya construcción demandó una inversión de 140 millones de dólares. Recién en septiembre alcanzó el 100% de su capacidad, la cual llega a clientes privados ya que se trata de un proyecto del Mercado a Término de Energías Renovables (Mater).

En Río Negro el parque eólico se emplaza, como su nombre lo indica, en el ejido de la localidad de Pomona. El complejo comenzó a generar energía en mayo del año pasado a partir de los 26 aerogeneradores de esta primera etapa, que demandó una inversión de 160.000 millones de dólares y que a través de la Ronda 1,5 del plan RenovAr, tiene una potencia instalada de 113 MW.

En este caso, el intendente de Pomona, Miguel Jara, reveló que la firma ya realiza un pago al municipio. “Nosotros cobramos un porcentaje de lo que ellos ganan, por licencia comercial, y cada cuatro meses nos mandan la plata”, detalló el jefe comunal del Frente para la Victoria.

Nosotros les cobramos licencia comercial pero no vamos a modificar ni a crear otros impuestos al parque eólico”.

Miguel Jara, intendente de Pomona.

Si bien por la ley nacional de promoción de las energías renovables este tipo de desarrollos no puede ser gravado, Jara aseguró que “se cobró desde el primer día de la obra y lo vienen pagando como corresponde”.

El intendente de esta pequeña localidad en donde las familias aún dejan las puertas de sus casas sin llaves, explicó que “para la empresa no es mucha plata y a nosotros nos ayuda, porque cada cuatro meses ellos sacan la cuenta de lo que ganaron y nos mandan el 0,01 ó 0,02%”.

Jara detalló que “de ninguna manera vamos a hacer un impuesto al viento, porque no les podemos cobrar por molino” y si bien reconoció que la pandemia también afectó a muchos trabajadores de la zona que perdieron sus trabajos, advirtió que “no vamos a cobrarle nada más al parque eólico, lo que ellos pagan es poco para ellos pero a nosotros nos permite hacer muchas cosas”.

En ese sentido Jara analizó lo resuelto por Puerto Madryn en donde no solo se amplió el ejido para incluir en él a los parques eólicos y se aplicó una tasa municipal, sino que recientemente la forma de calcular esa tasa fue modificada.

Este cambio derivó, según precisó el portal Desarrollo Energético, en un incremento de más del 1.200% sobre el monto que esos parques eólicos deben tributar, representando ingresos para ese municipio por 30 millones de pesos en este año, a los que se sumarían unos 8 millones de dólares que se busca que por única vez paguen los proyectos que están en construcción o que pretenden erigirse en la zona.

“De ninguna manera le vamos a cobrar esas barbaridades al parque eólico, ni sabríamos qué hacer con tanta plata”, concluyó el jefe comunal.


SUSCRIBITE AL NEWSLETTER ENERGÍAON
Todos los martes a las 8 con información de la industria energética.

Comentarios


En la región no crearán nuevos impuestos al viento