Comenzó a operar el primer parque eólico de Neuquén

Empezaron a operar los primeros 10 aerogeneradores de Vientos Neuquinos I. Se estima que el resto de las obras demandarán entre 2 a 3 meses.

Redacción

Por Redacción

El 9 de junio de 2020 quedará marcado en la historia de la provincia de Neuquén como el día en que se logró poner en marcha su primer parque eólico, en plena pandemia del coronavirus. Después de una larga historia, varios atrasos y una ampliación en el medio, Vientos Neuquinos I empezó hoy a generar 34,6 MW de los 100 MW que producirá cuando se termine la obra dentro de unos en unos meses.

Quiero felicitar a la empresa, a trabajadores y trabajadoras que se formaron y capacitaron para emprender este desafío de hacer realidad este parque”, expresó el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.

Todavía restan 19 aerogeneradores para poner en marcha de los 29 en total. Estarán divididos en cuatro circuitos de 5 molinos cada uno y un único circuito de 4. A medida que se termine el montaje de los circuitos se realizarán los estudios pertinentes y finalmente se pondrán a girar con la fuerza de los vientos del a región. Se estima que la obra llevará unos 2 o 3 meses más, si no hay nuevos contratiempos.

Estamos inaugurando un parque eólico que es un nuevo atractivo turístico. Eso es ampliar la matriz energética y económica de la provincia, generando desarrollo social”, indicó Gutiérrez y agregó: “Hace unos días comenzamos una obra en el norte neuquino con la construcción del proyecto multiproposito sobre el río Nahueve”.

El gobernador realizó el corte de cinta simbólico en representación de la puesta en marcha del parque. El evento fue corto y tuvo poca participación de personas ajenas a la obra por los estrictos protocolos de seguridad que se llevan adelante en el predio por el coronavirus. Más de 200 son los operarios que hoy trabajan en el lugar y atienden diversas tareas.

En números

34,6 MW
es la potencia máxima que podrá generar el parque con sus primeros 10 aerogeneradores funcionado.

El traslado de las piezas del parque comenzó en octubre del 2019 y lo primero que se transportó fue el premoldeado de las torres de hormigón desde la localidad rionegrina de Allen. Una de las principales características que diferenciarán al parque neuquino del resto que llevan torres de acero.

Más adelante comenzó el traslado de las aspas que llegaron al puerto de San Antonio directamente desde China. La firma Crexell fue la encargada de hacer la descarga y transporte de las piezas.

Por último, los aerogeneradores se ensamblaron en Córdoba en la Fábrica Argentina de Aviones (FADeA) y desde el centro del país se enviaron hasta el predio del parque ubicado en la zona de Bajada Colorada, entre Picún Leufú y Piedra del Águila.

En números

29
son los molinos que tendrá el parque cuando culminen las obras dentro de dos o tres meses. Podrá generar hasta 100,34 MW.

En total, la empresa norteamericana AES, a través de su filial en el país, invirtió cerca de 140 millones de dólares para hacer realidad el proyecto con capital propio y con un crédito de la Corporación para las Inversiones Privadas en el Extranjero (OPIC por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) estuvo a cargo de la supervisión de la obra de la Estación Transformadora (ET) Bajada Colorada que permitió conectar el parque eólico al sistema interconectado nacional. También será quien opere la ET que recibirá la energía de los molinos y la inyectará a las líneas de 132 KV.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora