En Regina temen por un foco de infección

Es por el estancamiento de líquidos cloacales en calles de tres barrios





VILLA REGINA (AVR).- La permanencia de aguas servidas en las calles es una gran preocupación para los vecinos de tres barriadas, que pese a los reclamos al municipio no encuentran solución al problema. La situación la padecen vecinos de los barrios Islas Malvinas, Plan Gallo y Borsani desde hace ya varios meses, e incluso afecta a la escuela primaria 279, ya que los chicos deben atravesar las calles donde el agua permanece estancada.

«Esto es un foco infeccioso que hasta ahora no ha tenido ninguna solución», señalaron los vecinos que precisaron que en distintas oportunidades han presentado sus quejas al municipio, sin que hasta el momento exista una solución definitiva al problema.

Puntualmente el estancamiento de las aguas de la red cloacal afecta a los vecinos que viven sobre la calle Ranqueles, entre La Pampa y Chubut.

Según indicaron, el problema es que el agua aflora por las tapas de las bocas de registro anegando las calles. Esto ocurre varias veces al mes desde hace ya bastante tiempo, por lo que las calles permanecen casi siempre con agua estancada en el cordón cuneta y emanando olores nauseabundos.

«Cada vez que ocurre esto llamamos al municipio, viene el personal de obras públicas que trabaja durante algunas horas y se va. Según nos dijeron el problema es que las cañerías se tapan y por este motivo el agua, al no poder circular, aflora por las bocas de registro», comentó una de las vecinas.

Asimismo otro de los vecinos consultados señaló «muchas veces han sacado de las cañerías elementos que no se deberían tirar, una vez sacaron hasta un camisón». No obstante, insistieron en que más allá de los arreglos temporales que realiza el municipio, no existe hasta ahora ninguna solución de fondo «para esta situación que para nosotros se ha tornado muy crítica».

Es que el problema se extiende a lo largo de tres cuadras sobre la calle Ranqueles. Sobre esta calle se encuentra la escuela primaria 279.

«Si nosotros sufrimos el problema en nuestras casas por los olores y porque cada vez que se cruza la calle tenés que pisar ese barro, en la escuela debe ser mucho peor. Esto se potencia si tenemos en cuenta que a los chicos no les interesa pisar el barro, luego entran en la escuela, juegan, se atan los cordones, es decir que es un foco de infección muy importante», comentaron.

Por otra parte agregaron que el municipio «pasa la motoniveladora, pero esto lo que hace es desparramar aún más el agua. Si cuando está estancada el olor es realmente insoportable, cuando pasan la máquina es peor aún».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
En Regina temen por un foco de infección