Endurecen las protestas por la crisis en un sanatorio de Bariloche

Llevan 70 días de conflicto en el Sanatorio del Sol y los trabajadores no cobran sus salarios desde mayo. El miércoles se manifestarán en el Monolito y podría haber afectación al tránsito.



Trabajadores de Sanatorio del Sol junto al referente gremial de sanidad anticipan las medidas de fuerza. (Foto: Alfredo Leiva)

Trabajadores de Sanatorio del Sol junto al referente gremial de sanidad anticipan las medidas de fuerza. (Foto: Alfredo Leiva)

Los trabajadores del Sanatorio del Sol y el gremio de la Sanidad (ATSA) anunciaron el endurecimiento de las medidas de protesta que el miércoles se concentrará en el Monolito con posible afectación al tránsito para visibilizar la crítica situación que viven 185 empleados y 90 médicos que no cobran sus salarios desde hace meses.

La protesta comenzará a las 10 y esperan el apoyo de otros gremios de la CGT que se podrían sumar.

La semana pasada los trabajadores se manifestaron en la rotonda del Ñireco y en el acto del 9 de Julio ante el intendente Gennuso.

El sanatorio, cuyo apoderado y socio mayoritario es Miguel González Robinson, adeuda a los empleados parte del aguinaldo de julio de 2018 y la totalidad de los aguinaldos de diciembre y julio de este año, además los salarios completos de mayo y junio y el bono de 5000 pesos otorgado a nivel nacional en diciembre. En total la deuda con los empleados ascendería a unos 20 millones de pesos.

El gobierno provincial que comprometió un crédito a través de Río Negro Fiduciaria demora la entrega del aporte de 10 millones de pesos por la falta de documentación que se exige a los socios de la empresa, mientras que el municipio la semana pasada otorgó un bono de 1000 pesos a 65 trabajadores afectados para la compra de alimentos.

Esa es la única ayuda estatal que recibieron los trabajadores en estos meses que llevan sin cobrar, por eso apuntan sus críticas también al Estado por su “ausencia y desentendimiento”.

Pasaron 70 días y no hemos tenido respuesta ni de la empresa ni del gobierno para destrabar esta situación que afecta a 185 familias y a 90 médicos que si bien no están en relación de dependencia tampoco cobran”, dijo Lucas Maliqueo, delegado de ATSA en el Sanatorio del Sol.

Esteban Romero, referente de sanidad en la CGT agregó que “se agotaron todas las instancias de diálogo y sigue la incertidumbre, cuando el Estado quiere saca subsidios para los trabajadores como hizo con el conflicto de frigorífico Arroyo o la UTA”, remarcó el dirigente quien enfatizó que “no hay ninguna respuesta de los socios del sanatorio ni del gobierno”.

Romero dijo que los socios del sanatorio “se siguen tirando la pelota unos a otros y dejan a los trabajadores en el medio” y recordó que el centro de salud “ha ganado mucho dinero y ahora quiere hacer partícipes de las pérdidas a los trabajadores”.

El dirigente gremial también advirtió que el sanatorio sigue atendiendo de manera normal por el esfuerzo de los empleados que no cobran sus sueldos hace meses y que se encuentran ahora también con el faltante de insumos y medicamentos.

También advirtió el grave problema sanitario que se generaría en Bariloche si el sanatorio cierra o deja de atender, especialmente por las 40 camas de internación que suma al precario sistema sanitario de la ciudad.

Las autoridades del sanatorio no han ofrecido respuestas para los trabajadores y el 20 de mayo pasado no asistieron a una audiencia de partes convocada por la Secretaría de Trabajo provincial.


Comentarios


Endurecen las protestas por la crisis en un sanatorio de Bariloche