Carbón: Francia extiende el funcionamiento de las centrales hasta fines de 2024

El gobierno francés publicó un decreto que aumenta el número de horas de funcionamiento de las centrales a carbón hasta fines del año que viene. A la vez, endureció las condiciones de operación.

El gobierno francés publicó un decreto que establece un aumento en la cantidad de horas de funcionamiento de las centrales a carbón para producir energía eléctrica hasta fines del próximo año. Las plantas funcionarán durante 500 horas adicionales durante el próximo invierno europeo. Sin embargo, el gobierno endureció las condiciones de operación.

El decreto aumenta de forma temporal el límite de emisiones para las plantas alimentadas con combustibles fósiles a 1.800 tonedas de dióxido de carbono equivalente por MW (t CO2e/MW) entre el 1 de abril de 2023 y el 31 de diciembre de 2024. Vale remarcar que el umbral está fijado en 700 t CO2e/MW por la ley de Energía y Clima de 2019 del país.

La decisión surge tras una consulta pública llevada a cabo por el Ministerio francés de transición energética del 3 al 25 de julio. El organismo anunció que el decreto «era necesario para garantizar la seguridad del suministro eléctrico en la actual situación excepcional«.

Se aplicará mientras se espera que la producción nuclear de Electricite de France SA, que suministra más de la mitad de la energía del país, se mantenga por debajo de los niveles históricos durante los meses más fríos del año. La planta está parada por manteniento y recambio de tuberías defectuosas de algunos reactores.

En septiembre del año pasado se emitió un decreto similar, que aumenta el límite de emisiones a 3.100 t CO2e/MW de capacidad instalada entre el 1 de marzo de 2022 y el 31 de marzo de 2023. Esto significa que, si bien el límite para 2023/24 es mayor que el de Energía y Clima de 2019, Como base de la ley climática, es más restrictivo que el límite de invierno 2022/23.

Francia tiene dos centrales eléctricas de carbón en funcionamiento: la planta Cordemais de 1,2 GW, propiedad de la empresa de servicios públicos nacional EdF, y la planta St-Avold de 600 MW, operada por GazelEnergie. Esta última debía cerrarse a finales de marzo de 2022, pero el gobierno modificó la legislación para permitir retomar su funcionamiento a partir de octubre de 2022.

El decreto también aumentó el precio que las centrales eléctricas de carbón tendrán que pagar para compensar sus emisiones a 50 EUR/t CO2e, frente a los 40 EUR/t CO2e anteriores. Francia importó 1,5 millones de toneladas de carbón térmico entre enero y julio de 2023, frente a los 2,4 millones de toneladas en enero-julio de 2022, según muestran los datos de transporte.

En un principio, Francia planeaba eliminar gradualmente el carbón para 2022. Por el momento, no hubo anuncios de qué sucederá con ese cronograma.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios